×
hace 2 meses
[Espectáculos]

Compiten para hacer carcajear en LOL

Comediantes llegan al límite para hacer reír al público

Imprimir
Compiten para hacer carcajear en LOL
Foto: Especial
Escuchar Nota


Ciudad de México.- Teniendo en mente que perder un millón de pesos no le hace gracia a nadie, Eugenio Derbez supo que si quería carcajadas, no bastaba con enfrentar a 10 comediantes probados, sino que requería llevarlos al límite.

Para la segunda temporada de LOL: Last One Laughing, que estrena sus primeros dos episodios mañana en Amazon Prime Video, la producción renovó las actividades para explotar al máximo la diversión.

“Como la finalidad era no reírse, hubo muchos concursantes que entraron a evadir, a no hacer contacto visual y quedarse en un rincón. Por eso cambiamos las reglas: se expulsa a quien se ría y a quien no participe.


“Hay dinámicas que pongo desde la cabina de hacer una rutina. Logramos cosas nuevas que van a hacer que la gente se divierta más en esta temporada”, destacó Derbez en entrevista.

El elenco que compitió esta temporada lo integran Alex Fernández, El Diablito, Bárbara Torres, “El Capi” Pérez, Gustavo Munguía, Iván “La Mole”, La Kikis, Ricardo O’Farrill, Slobotzky y Verónica Toussaint.



Además de ser conductor y árbitro durante las seis horas que dura la competencia, Derbez propuso poner un escenario para que nadie se escapara de ver los actos por ir al refrigerador o al baño.

El comediante quiso mantener la propuesta fresca, pues considera que al poner a cómicos fuera de su zona de confort fue lo que llevó al show a ser el segundo más visto de la plataforma a nivel internacional.

“La risa es algo que tenemos muy aprendido para conectar con la gente, es nuestro instinto y está cañón bloquearlo”, reconoció La Kikis.


Y pese a que Fernández y El Diablito ya habían vivido la experiencia, consideran que el reto esta vez fue distinto, debido al factor sorpresa del show.

“Trampa sería llevar máscara, nosotros venimos por la revancha. La experiencia nos ayudó a estar más tranquilos, pero el elenco y la casa son distintos”, resaltó El Diablito.


“Ahí llevas una estrategia y cuando entras ves que no va a servir, y tienes que empezar a improvisar”.

En lo que coinciden todos es que casi tuvieron que ir a llorar después de la competencia, pues fracasar en sus intentos de hacer reír es algo a lo que no están acostumbrados y les provocó cuestionarse su talento.

“Había una persona que era experta en romperte el corazón. Justo cuando estabas tirado en el piso con tu rutina, aparecía para decirte: ‘¿Tú crees que eso es chistoso?’. ¡Hasta pedías perdón por no llevar algo mejor!”, recordó O’Farrill.




Imprimir
te puede interesar