×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
24 Enero 2020 04:03:00
¡Es show!
Escuchar Nota
Fue el 27 de mayo del 2019, en la actual Administración federal, cuando en la ciudad de Irapuato, Guanajuato, un grupo armado de por lo menos tres hombres entró a la casa de Gabriela Johana Ríos Blancarte, de 17 años, para sacarla por la fuerza de su domicilio, subirla a una camioneta dorada y llevársela con rumbo desconocido, todo esto en presencia de sus padres, María del Refugio Blancarte y Martín Omar Ríos, quienes poco pudieron hacer.

Por desgracia, y después de ocho meses de suplicar ayuda en la búsqueda de su menor hija, el pasado 11 de enero, la madre de Gabriela Johana, la señora Refugio, murió de tristeza e impotencia sin recibir noticia alguna del paradero de su hija, pero lo peor, sin escuchar siquiera una palabra de compromiso por parte del Gobierno federal, el cual seguramente ni por enterado se quiso dar.

Así pues, y en ese mismo contexto, el día de ayer el activista Javier Sicilia, a quien le mataron a su hijo Juan Francisco, en Temixco, Morelos, hace nueve años; los hermanos Julián y Adrián LeBarón, a quienes también, el 4 de noviembre del 2019, les asesinaran a nueve integrantes de sus familias, de las cuales seis eran menores de edad, en Sonora, y un buen número de organizaciones y colectivos de personas desaparecidas iniciaron la Caminata por la Verdad, Justicia y Paz. Esta caravana empezó en la Paloma de la Paz, en Cuernavaca, Morelos, y se dirige rumbo a la Ciudad de México.

Adrián LeBarón, movido quizá por la incertidumbre que causa la ambigua conducta del Presidente de México en los temas de seguridad, no dio el primer paso sin aclarar que esa movilización no es por nada en contra del Gobierno, sino que es un movimiento que intenta unificar una fuerza ciudadana contra la delincuencia organizada, ya que, mencionó, la muerte de su hija Ronita provocó que le cambiara su visión sobre el entorno.

Por su parte, y seguramente con el mismo terror, Javier Sicilia aseguró que esta caravana no tiene mayores exigencias ni nuevas propuestas para el Presidente más que las ya aceptadas por su Gobierno en el arranque de esta Administración, y que parece ya olvidó, esto a pesar de que la promesa de ayudar a las familias que desde hace mucho tiempo claman por justicia fue mil veces ratificada por el actual Mandatario cuando estuvo en campaña.

A pesar de lo anterior y la evidente intención de atenuar sus reclamos para no hacer enojar al Presidente, los integrantes de este movimiento por la paz con justicia y dignidad, no encontraron ninguna atención por parte del mismo, ya que desde el lunes pasado, Andrés Manuel aseguró que no recibirá a los integrantes de la caravana, y por el contrario dijo que para cuidar la investidura presidencial y no caer en “show”, quien los recibirá serán los miembros del gabinete de seguridad federal.

Tal parece que para AMLO nada significan los más de 30 mil homicidios, las 66 mil personas desaparecidas, las más de 3 mil fosas clandestinas y el millón de desplazados por la violencia, generado todo en esta su Administración, ya que para él, lo único verdaderamente importante es seguir explotando su popularidad, la cual cada día alimenta con una nueva ocurrencia, como pensando que los mexicanos no hemos caído en cuenta que, cada día más, su manera de gobernar se convierte en un cruel y calculado verdadero show.


Imprimir
COMENTARIOS