×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
27 Febrero 2020 04:05:00
El buen juez, por su casa empieza: Mery Ayup
Escuchar Nota
Considero que todas las profesiones tienen cosas buenas, así como malas. Así también como sus mitos y realidades dependerá en andar de la vida. Siempre se ha considerado que tanto la profesión de contador público, así como la de ingeniería o cualquiera que tenga que ver con números se consideran cuadrados, así como los mismos profesionistas que al juzgar por sus criterios solo hay una sola opción, es decir, es blanco o es negro.

Es difícil dialogar con estas profesiones, así como el intentar de hablar de un milagro con un médico puesto que para ellos no existe más que el puro conocimiento proveniente del método científico.

La profesión de la carrera de abogacía, es decir, los egresados de la carrera de Licenciado en Derecho, puede ser el terror para muchos puesto que nadie quiere tener problemas legales de ningún tipo.

Al igual que otras profesiones ésta también tiene sus especialidades y no necesariamente un abogado se puede dedicar a juicios penales, mercantiles o familiares.

Para que los Licenciados en Derecho puedan llegar a ser magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Coahuila, hay que estudiar mucho y dedicación a su profesión. Y no basta con solo tener la licenciatura en derecho, sino tener sus posgrados como es la Maestría en Política Aplicada, Instituciones y Procesos Políticos, Diplomado en Gobernanza Local y liderazgo Territorial, siendo este la formación académica de un joven coahuilense de nombre Miguel Felipe Mery Ayup.

Un lagunero que viene de la tierra del “ande o anda”, “asquel”, “moyote”, “¡nombre!”, “pan francés”, “reliquia”, “tortillón”, “lonche”, “bordo” entre otras más; que son palabras coloquiales para los nacidos de la cabecera municipal de Torreón, tierra de luchadores de la vida y vencedores a nuevos retos siendo este uno de los sellos que distinguen a su gente.

¿Quién es Miguel Felipe Mery Ayup? Su trayectoria política viene de varios cargos como lo fue 24 años atrás en 1996 fungió como Secretario Particular Adjunto al Gobernador, posteriormente Director General de Desarrollo Social, Diputado local en el Congreso del Estado de Coahuila, Subsecretario de Desarrollo y Cooperación Política, Secretario del Republicano Ayuntamiento de Torreón, Primer Regidor de Torreón, Magistrado Presidente de la Regional Torreón del Tribunal Superior de Justicia del Estado y actualmente Presidente del Tribunal Superior del Justicia y Consejo de la Judicatura del Estado de Coahuila de Zaragoza. Todos sus cargos políticos en esta entidad coahuilense, es decir, conoce las necesidades del Estado.

Un joven coahuilense comprometido con su comunidad y al servicio público porque aquí vive en Coahuila con su esposa y tres hijos asegurándose de dar lo mejor para nuestra entidad desde su trinchera profesional.

Comprometido con el Poder Judicial, le ha dado un nuevo sentido al modelo de justicia en Coahuila, porque le ha dado un sentido humano, es decir, ponerse en el lugar del ajusticiado teniendo misericordia en los criterios y no aplicarla de manera automática, fría e indiferente.

La semana pasada el Presidente del Tribunal de Superior de Justicia y Consejo de la Judicatura del Estado de Coahuila, el Lic. Miguel Felipe Mery Ayup rindió su informe anual de actividades en la Gran Sala del Centro Cultural de la máxima casa de estudios de Coahuila, la UAdeC; estando presente como invitado especial de empresa escuchando su testimonio de este nuevo modelo del Poder Judicial con sentido humano en donde a las personas no se les ve con un número de expediente sino como personas y ciudadanos.

Justicia ágil para los coahuilenses, transparente, certera y abierta apegado a derecho, es el nuevo modelo del Poder Judicial que, a finales del 2019, concluyó aplicando literalmente el refrán “el buen juez, por su casa empieza”. Y lo anterior no hubiera sido posible sin sus cinco principios básicos. Profesional para tener sustento con conocimiento y procedimientos estructurados que permitan mejores resultados. Medible que cuente con indicadores de desempeño porque lo que no se mide no se puede mejorar. Innovadora porque debe de evolucionar al ritmo de la sociedad y tecnología. Transparente para proporcionar claridad a la ciudadanía sobre la actuación de los servidores públicos. Y por último debe de ser abierta a la sociedad que participa cada vez más y a su vez exige.

Mery Ayup, conocido así por sus amistades cercanas y torreonenses que lo quieren, y bajo su política de hacer más sin invertir lo llevó a tomar varias decisiones a favor de nuestra entidad.

Algunos de sus grandes logros fueron los centros de conciliación para evitar que muchos de los casos a demandar llegaran a un juicio, existiendo así una mediación entre las partes interesadas. La rehabilitación y conclusión de obras, así como la modernización de los edificios de justicia en todo Coahuila, y también la ampliación de aquellos centros de justicia de la entidad como parte de ordenamiento y por decirlo de alguna manera “limpiando la casa” en el orden del Poder Judicial del Estado de Coahuila.

La dignificación laboral y la equidad de género incrementando desde el sueldo más básico de 4 mil pesos al mes en donde nadie ganará menor a 6 mil pesos mensuales y proporcionalmente con el resto de los pagos a trabajadores a partir del próximo pago inmediato. Lo anterior para secretarios de acuerdo y trámite, actuarios, secretarias, auxiliares y personal administrativo de los juzgados.

Un año lleno de logros para el Poder judicial del Estado de Coahuila, estando al frente el magistrado Miguel Felipe Mery Ayup, en donde resulta imposible describir en este espacio todos sus testimonios para el bien de los coahuilenses, pero de su gran importancia para Coahuila, porque como dice el magistrado en retiro del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Coahuila, Don José Fuentes García: “la justicia es la única razón por la que somos, si no hay justicia no hay nada…sin justicia no hay libertad posible”. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS