×
Salvador García Soto
Salvador García Soto
ver +
Salvador García Soto es periodista. Nació en Guadalajara Jalisco, donde cursó la licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación en la Universidad del Valle de Atemajac. En Guadalajara colaboró en varios medios locales y en oficinas de los gobiernos estatal y federal. Fue reportero de la fuente política en El Heraldo de México y en el diario La Crónica de Hoy. Desde 1998 escribe la columna política Serpientes y Escaleras que se ha publicado en los periódicos La Crónica, El Independiente y actualmente en el Universal Gráfico. Fue director general de Crónica y ha colaborado en revistas como Vértigo y Cambio. Durante dos años fue conductor del programa Cambio y Poder que se transmite por Cadena Raza y desde noviembre 2003 colabora en W Radio como comentarista del noticiario Hoy por Hoy tercera emisión y en el programa El Weso.

" Comentar Imprimir
17 Junio 2019 04:04:00
Arman bloque vs. reforma electoral
La oposición en el Congreso inició contactos y reuniones al más alto nivel para formar un bloque opositor que frene, al menos, las reformas constitucionales que en materia política y electoral propone la mayoría de Morena y sus aliados. Opositores y consejeros electorales de INE, advierten un intento de “contrarreforma democrática” en estas iniciativas que, con el argumento popular de disminuir el costo de las elecciones, buscan dar control al Presidente y a su partido al cambiar la autonomía actual por “un sistema electoral progobierno”, modificar las consultas populares para que el Presidente aparezca en las boletas en 2021, y debilitar a la oposición para favorecer a las mayorías del partido gobernante. En encuentros y pláticas privadas entre dirigentes y líderes parlamentarios de PAN, PRI, PRD y MC, se trabaja en “propuestas alternativas” para disminuir el costo presupuestal y financiero de las elecciones y del sistema electoral, con recortes y cambios a los comicios, pero no a costa de “permitir que Morena y AMLO diseñen un sistema electoral con leyes y autoridades a su medida”. Un documento de los consejeros del INE y que circula en las reuniones de la oposición, La Democracia en Riesgo: 7 Peligros Inminentes, señala las amenazas en la propuesta de Morena para apropiarse del sistema electoral y debilitar a la oposición. Como primer peligro, menciona la presencia del “Presidente en la boleta electoral en 2021” y alerta que la revocación de mandato, como la plantea el Gobierno, “serviría para que el titular del Ejecutivo haga campaña en 2021”. La revocación no debe coincidir con las elecciones y debe convocarse “por derecho del ciudadano y la oposición, no del gobernante”. El segundo peligro de la reforma morenista es sustituir la democracia representativa por la “democracia plebiscitaria”. Consultas cada año para decidir temas sustantivos harían intrascendente el papel del legislador, además de que no puede ser el Ejecutivo el que defina temas, fechas y preguntas de las consultas. “Las consultas populares ya están en la Constitución; requieren la validación de la pregunta por la Suprema Corte y deben coincidir con la elección federal”, dice el análisis del INE. Eliminar o reducir la Representación Proporcional (RP) en el Congreso, es el tercer peligro. Este mecanismo, dicen, garantiza los derechos políticos de las minorías. “En 2018 Morena ganó 220 distritos electorales; sin RP Morena tendría el 73% de la Cámara de Diputados. Un Congreso con menos legisladores de RP “facilita al partido mayoritario la sobrerrepresentación y el control”, advierte. El peligro 4 se refiere a reducir el financiamiento a partidos de oposición. Cambiar el mecanismo de financiamiento aprobado en 1996 y que permitió en 1997 que el Presidente perdiera el control de la Cámara de Diputados y en 2000 se diera la primera alternancia en la Presidencia “debilita a la oposición”, dice el análisis de los consejeros electorales. Los “peligros” 5 y 6 son aumentar el centralismo y desaparecer la autonomía de la autoridad electoral. Desaparecer los OPLES significa trasladar atribuciones y estructuras al INE, algo inoperante que debilitaría a los organismos estatales. Sobre la amenaza a la autonomía de los órganos electorales, se comenta la pretensión de modificar el número de consejeros para construir una mayoría afín al Gobierno y la propuesta para que la Cámara de Diputados designe a los 32 consejos locales del INE. Ellos a su vez designan a los 300 consejos distritales. “Toda la estructura de organización electoral, hoy autónoma sería progobierno. El Consejo General del INE no responde al Presidente, como tampoco lo hizo en el pasado”, advierte el documento. Y finalmente, el peligro 7 es “que el padrón electoral quede en manos del Gobierno”. Los datos sensibles de 90 millones de ciudadanos (nombre, domicilio, edad, género) pasarían a la Secretaría de Gobernación y eso significa un riesgo de uso político electoral y clientelar. “Sería más fácil que el INE hiciera la cédula de identidad, incluso para menores de edad”, se propone. Como conclusión, los consejeros electorales, señalan 1. Que las reformas electorales (1977-2014) siempre atendieron a reclamos de las oposiciones. 2. Las reformas electorales han sido fruto de amplios consensos políticos. Y 3. Esta reforma es por iniciativa del Gobierno. Ello implica un contrasentido histórico y por ello “puede ser una contrarreforma a los avances democráticos”.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2