×
Salvador Álvarez
Salvador Álvarez
ver +
Juan Salvador Álvarez De la Fuente nació en Torreón (Coahuila) en 1977. Es Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Coahuila y ha realizado diplomados en diversas instituciones como el ITESM, UAdeC, Conaculta, entre otros. Desde su formación como estudiante se ha involucrado en proyectos sociales, educativos y de militancia política orientando su actividad al servicio público, en el que tiene una antigüedad de 18 años. Ha participado en el diseño de programas de combate a la pobreza, de fomento a la lectura, de participación juvenil, de normativa institucional y de fomento a la creación literaria.

" Comentar Imprimir
24 Agosto 2019 03:47:00
Cumplir 15 años
Si la taberna El Cerdo de Babel ubicada en el antiguo convento de franciscanos de San Esteban de la Nueva Tlaxcala, hoy callejón Ocampo, en el Centro de Saltillo fuera un personaje, lo podríamos ver vestido de tul y satén colorido, montado en una kilométrica limusina camino a la misa de 15 años para dar gracias en la Catedral, después, escoltado por sus chambelanes y entre las lágrimas de nosotros sus amigos y parientes, bailaría el vals con la gracia de una princesa y de aquí para allá correría la bebida y la comida pues ya se nos logró presentarlo en sociedad.

Pero esto es imposible, el cerdo no es un personaje de carne y hueso, es un espacio, un concepto, un sueño. Y con motivo de la celebración del 15 aniversario se editó una plaquette conmemorativa. En esta publicación varios autores hablaron de lo que significa esta taberna a partir de la invención del origen de su nombre, en breves escritos que son un modesto regalo para los dueños del lugar y activos gestores culturales, Sergio Castillo y Jerónimo Valdés, sicólogas, periodistas, músicos, artistas visuales, etc. hablan de manera breve y diversa de cómo consideran que fue que se le dio ese nombre a esta taberna y centro cultural; hay versos, canciones, crónicas, y varios de los que escriben no pudieron resistir la tentación de nombrar a Babilonia, las palabras, el lenguaje, la libertad, el mito.

Lo cierto es que esta semana se ha  celebrado, algo que, déjenme decirlo abonando al cliché: comenzó como un sueño, un sueño que se hizo posible  y esa iniciativa no solo se materializó en una taberna, también es una empresa cultural que ha publicado varios libros, albergado un sinfín de exposiciones, abierto espacios para el diálogo, proyectado ciclos de cine, alojado performances, y resistido el embate de las reglamentaciones municipales de alcohol a través de varios periodos.

Si a lo largo del tiempo este lugar y sus dueños han logrado convocar a tantos artistas en tan diversos proyectos, incluida esta publicación, ha sido por el aprecio y respeto que todos nosotros tenemos por este lugar y lo que representa, sin ir más lejos, en la plaquette titulada Qué es un Cerdo de Babel, Apuntes 15 Aniversario participan 27 autores y se incluyen ilustraciones de 8 artistas, también podrán encontrar el talento editorial y el buen gusto que caracteriza a estos buenos amigos.

Creo, sin temor a equivocarme, que además habría que reconocer que en este lugar han nacido muchas otras iniciativas que se han hecho realidad y que enriquecen culturalmente a los que vivimos en Saltillo. Ya para finalizar y alineando esta última parte al texto en el que colaboré en la publicación citada, considero que si Dios hubiera tenido conocimiento de todas las virtudes de este querido Cerdo, no lo hubiera declarado un animal inmundo, total, las pezuñas ¿qué?

Muchas gracias, felicidades y larga muy larga vida al Cerdo de Babel.




10 Agosto 2019 03:37:00
Tirar el pasado, matar el futuro
“Se reconoce la obra de arte por su vida propia. La obra de arte que no tiene vida no es obra de arte”. Esta frase del artista plástico germano mexicano Mathias, está impresa en una calcomanía amarilla que a manera de comprobante de pago, se le proporciona a los visitantes del Museo Universitario de Arte Contemporáneo en la Ciudad de México. Tenía tiempo que quería conocer este museo y al fin pude hacerlo, actualmente hay tres exposiciones montadas, la de los artistas Jan Hendrix, de origen holandés, la exposición de la británica Melanie Smith, y la del activista chino Ai Weiwei. Tenía un interés especial en conocer de primera mano la obra de este último y a ese espacio le dediqué el tiempo de que disponía.

Son dos planteamientos que este artista hace en su exposición titulada Restablecer memorias: por una parte la pérdida que representa la destrucción del patrimonio cultural y la relación con los ancestros, y por otra, el trauma que significa el atentado contra el futuro. En la primera mitad del espacio Ai Weiwei monta los restos de un templo de 400 años de antigüedad que perteneció a la familia Wang, a través del guion museográfico nos explica que este clan tuvo en su momento relevancia en la provincia de Jiangxi y a partir del triunfo de la revolución maoísta, con las medidas que se tomaron contra los terratenientes, las propiedades de dicha familia terminaron por fraccionarse y el templo acabó sin uso.

Con el tiempo, la estructura de madera se desmonto y un mercader de antigüedades la compro para venderla como decoración. En 2014 Ai Weiwei adquirió la estructura entera y la intervino con color en algunas piezas, a la par se encuentran en esta exposición artículos de cerámica que el mismo artista recreó de piezas ancestrales. Las estructuras son impresionantes, sobre todo si consideramos que es la obra de carpinteros que vivieron hace 400 años y que en su momento ese espacio alojó ceremonias que daban identidad a una comunidad. Nada de eso nos es ajeno, en nuestras ciudades hemos visto la destrucción de obra y arquitectura antigua, afortunadamente cada vez menos.

La otra mitad trata sobre la convivencia con familiares, amigos, compañeros de las víctimas, y la investigación que el artista chino hizo de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, me pareció un planteamiento completo, el artista reproduce los retratos de los estudiantes con piezas de lego y complementa con cédulas que explican en una línea de tiempo el caso, desde esa fatídica noche hasta la época actual, son abrumadoras las emociones que provoca escuchar el testimonio de los deudos de las víctimas y los especialistas que nos narran los hechos y el sentir de cada uno de ellos.

Desafortunadamente la violencia criminal no es la única forma de atentar contra los protagonistas del futuro, justo ahora en Coahuila tenemos altísimos índices de embarazo adolescente y de suicidio, en estos casos las instituciones hacen una parte, pero la sociedad en su conjunto es la que debe revertir esta situación y la familia es la estructura principal desde donde puede remediarse.


Drama–mine (para aliviar el mareo y la náusea)

Dolor y Gloria, de Pedro Almodovar, no debe perdérsela si admira el trabajo de este director.

13 Julio 2019 04:04:00
Tiempos extraños
Como puede observar cualquier lector de los medios impresos y digitales, de un tiempo a la fecha hay cosas que vienen cambiando (para bien y para mal) de manera acelerada. Cuando esta Administración federal anunció una “cuarta transformación” no bromeaba, lo están intentando. Diversos protocolos, rituales y estructuras orgánicas de la Administración federal se han modificado; la forma de comunicarse y hasta de viajar, es distinta.

En la inercia de este intento de cambiar una cultura -porque no podemos negar que el ejercicio del poder está ligado, o representa una parte de nuestra cultura, incluido el estudio de interpretación de la historia-, las “benditas redes sociales”, cuyo flujo de opiniones e información es por demás interesante, lo muestran.

En abril de 1519 Hernán Cortés llegó a lo que actualmente es Veracruz. Y en este año se cumplieron 500 años del hecho histórico. El tema, hasta ahora, ha tenido sus momentos más representativos en la solicitud que hizo el ejecutivo federal a las autoridades españolas, pidiendo que la monarquía ofreciera disculpas. También en la polémica que causó la senadora Jesusa Rodríguez cuando dijo que, al comer tacos de carnitas, celebramos la caída de Tenochtitlan (eso sucedió en 1521, todavía falta).

El caso es que al revisar ese episodio de nuestra historia, de repente crecen las voces que buscan interpretarla de manera distinta: quitándole cochambre y maldad a la figura de Cortés, y reivindicando a los tlaxcaltecas y su decisión de aliarse con los invasores europeos. Apenas en mayo pasado escuché, asombrado, a dos importantes funcionarios de la estructura cultural del Gobierno federal, decir que había que reivindicar a Cortés, a los tlaxcaltecas y su “república”.

Ya antes del tema anterior había un movimiento, hasta cierto punto intenso, para reivindicar a Porfirio Díaz. Cada vez son más quienes argumentan en su favor: que si impulsó el progreso, que si el peso estaba a la par del dólar, etcétera. A más de 100 años después de su muerte y después de varios intentos por traerlo a la iglesia de La Soledad, como era su voluntad, el general oaxaqueño, o al menos sus restos, aún esperan el momento para regresar al país. ¿Eso nos dice algo? ¿No? Aquí en Coahuila nos preparamos para conmemorar el próximo año el centenario luctuoso de son Venustiano Carranza, quien fuera asesinado en el estado de Puebla, producto del alzamiento de Álvaro Obregón, otrora su aliado. Seguramente el hecho dará para escuchar opiniones.

Lo que sí no esperaba era que alguien argumentara a favor de Victoriano Huerta. Hace unos días, en Twitter, me encontré con comentarios que señalaban que el general descendiente de la etnia huichol, fue por su inteligencia y por saber leer y escribir, secretario del general Donato Guerra, quien recompensó sus servicios gestionando su ingreso al Colegio Militar. Sobre Huerta se cuenta que Don Benito Juárez le dijo: “De los indios que se educan como usted, la patria espera mucho” ¿Qué cosas, no? Lo demás ya lo conocemos.

Y como podemos ver, a diferencia del derecho actual, donde no se puede juzgar a una misma persona por un mismo delito más de una vez, el juicio de la historia se renueva según quien esté en el poder. Así se construye la mitología de los imperios.

Drama – Mine (para aliviar el mareo y la náusea).

Siga las cuentas de divulgación histórica @Cuauhtemoc_1521 y la del coahuilense @Antonio_Saborit son muy interesantes.
29 Junio 2019 04:00:00
Cultura y Derechos Humanos
Según el portal del alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, estos se definen como: “Derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición… Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles.” Esto se lee bien, pero, ¿Cuáles son los derechos humanos? Porque sucede a menudo que los ciudadanos escuchamos todo el tiempo sobre el tema. Que si se firmó tal acuerdo, que si tal autoridad aseguró que se respetarían, que si violaron los de tal persona. Bien, pero ¿Cuáles son?

No puedo transcribir aquí los 30 artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos pero le recomiendo que la lea, se encuentra fácilmente en internet. Esta declaración fue firmada en 1948 por los países de las Naciones Unidas y, a partir de esa fecha, se han incorporado nuevos miembros y se han firmado tratados complementarios que obligan a los gobiernos a garantizarlos en su territorio.

Mencionaré algunos: 1. Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. 2. Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en dicha Declaración. 3. Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona. 4. Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas. 5. Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Con esta síntesis de los primeros artículos podemos darnos cuenta de la magnitud e importancia de nuestros derechos humanos, por eso debemos tenerlos presentes, principalmente porque no solo la autoridad puede violarlos, lo hacemos también los ciudadanos cuando discriminamos por cualquier motivo; los violamos cuando censuramos, cuando disponemos de la propiedad de otro y hasta cuando no ejercemos nuestros derechos políticos (por ejemplo cuando no vamos a votar). Por supuesto, la cultura está incluida en estos derechos, pues el artículo 27 de esta misma carta en su párrafo primero dice: “Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten”.

El pasado 19 de junio se llevó a cabo en Saltillo el foro para la elaboración del Programa Estatal de Derechos Humanos, que anteriormente se realizó en sedes de las demás regiones de Coahuila, y pude constatar la participación entusiasta de diversos ciudadanos provenientes del servicio público, de ONG, refugiados, de la sociedad civil, etc.

En la página de la Secretaría de Gobernación se tiene registro de 19 entidades que cuentan con Programa Estatal de Derechos Humanos. El nuestro vale la pena difundirlo para que la mayor cantidad de ciudadanos conozcan sus derechos y sepan que, en nuestro estado, existe un programa orientado a facilitar el acceso a esa información y al respeto a nuestros derechos más valiosos.



Drama – Mine (para aliviar el mareo y la náusea).

en La trayectoria y trabajo del maestro Salvador Aldape que se nos adelantó la semana pasada, cientos de niños tomaron sus talleres, cientos de jóvenes participaron en sus proyectos.
15 Junio 2019 03:50:00
Borges, los puntos del universo y el plagio de diseños
Comenzaré esta columna invitando al lector a respirar profundamente y tratar de distanciarse cinco segundos de la marejada vertiginosa de noticias que encontramos en los medios y redes sociales. ¿Lo pudo hacer?, ¿logró pasar cinco segundos sin pensar en un tema de los que se discuten hoy? Si lo pudo lograr lo felicito, si no lo logramos, lo invito a reflexionar en esto que ya lo han dicho hasta el cansancio los especialistas en comunicación: no pasa un solo día sin que al menos en nuestro país entre 10 y 12 temas ocupen el espacio digital e impreso.

Todos los días es algo nuevo y escandaloso que va desde la afirmación del presidente acerca de que México existe desde hace más de 10 mil millones de años, hasta la crítica (y posteriores y divertidas burlas) al funcionario que en plena reunión diplomática comenzó a comer cacahuates o bien al video del señor que al sentarse en un presídium tuvo a mal machucarse las partes “nobles”.

¿Pero que tiene que ver todo esto con Jorge Luis Borges? En principio que se cumplió el pasado 14 de junio un aniversario más de su muerte, fue un hombre increíble que perdiendo la vista pudo ver más allá de su momento y al describir el Aleph se adelantó a todo lo previsible,. Su cuento, publicado en 1949 en un momento en el que si bien la ciencia había avanzado mucho, por el impulso que tomo con la segunda guerra mundial aún no había un panorama claro sobre un invento que pudiera unir sin confundirse todos los puntos del orbe, vistos desde todos los ángulos, según explica al mismo Borges Carlos Argentino Daneri (personaje del cuento) y ahora una gran cantidad de personas tienen un smarthphone, que es lo más parecido a eso.

Pues bien, en mi aleph personal de marca coreana, pude ver que la diseñadora de modas Carolina Herrera lanzó una colección de ropa basada en arte popular mexicano, específicamente en piezas de Hidalgo y el sarape que podemos decir los que vivimos en Saltillo, que es de aquí, y también los que viven en Tlaxcala y hasta los Navajos podrían decir lo mismo.

No se hicieron esperar las duras críticas pero no es un tema nuevo, ya antes otras marcas de ropa han incorporado a sus diseños los gráficos y patrones de colores del arte popular ¿Se puede demandar a la diseñadora? Claro que se puede, si aparece el artesano que creó ese diseño y demuestra su autoría como señala nuestra ley en su artículo quinto: La protección que otorga esta Ley se concede a las obras desde el momento que hayan sido fijadas en un soporte material, independientemente del mérito, destino o modo de expresión.

En este mundo interconectado, dudo que la empresa no haya estado al tanto de que existen los derechos de autor, bastaba que buscara en su navegador: Ley de derechos de autor en México, aunque también podían haber comprado el diseño directamente al artesano firmando un contrato (cosa que desconocemos si se hizo).

Volviendo a Borges, hay que recordar que María Kodama, su viuda ,ha sido una defensora férrea de sus derechos sobre la obra del escritor. Fue histórico el juicio que entabló y ganó contra Pablo Katchadjan, profesor universitario que tuvo la iniciativa de “intervenir” el cuento al que nos hemos referido en esta columna, publicando un tiraje pequeño de apenas 200 ejemplares y titulándolo El Aleph Engordado (le había añadido 5 mil 600 palabras).
01 Junio 2019 03:20:00
Qué tanto es tantito…
El pasado domingo 19 de mayo culminó en una cálida tarde, la Feria Internacional del Libro Coahuila 2019, organizada por el Gobierno de Coahuila en colaboración con la UAdeC. Fueron 120 horas de actividades desarrolladas durante 10 días, más de 250 presentaciones editoriales y artísticas, mil talleres infantiles en donde se atendieron a miles de estudiantes, participaron 63 autores coahuilenses, 70 y tantos nacionales y 20 extranjeros que tienen su origen en cuatro continentes con orígenes tan diversos como Chad, Líbano, Albania y, por supuesto: Japón, que fue el país invitado de honor. Cien empresas editoriales ofrecieron sus libros que representan a poco más de 500 sellos, miles de libros, miles de páginas, millones de palabras.

En la vasta cartelera de actividades se destacan los grandes nombres de autores y los espectáculos más atractivos, pero nuestra feria es muchas cosas más: en esta edición se incorporó el apoyo para el programa “Leyendo en el hospital”, que es una iniciativa del voluntariado de la Secretaría de Salud que vale la pena destacar, se tuvieron en exposición los carritos –librero que visitan a los pacientes en los hospitales del sector salud con el ánimo de compartir la lectura en las largas horas que se viven a la espera de consulta o de tratamiento, en junio se realizará un kilómetro del libro en Saltillo para que todos aquellos que quieran donar ejemplares apoyen este buen proyecto.

Se presentaron los libros: Invítame a Leer, Conversaciones con Gente de Libros, proyecto desarrollado para la Secretaría de Cultura durante un año por el maestro Gerardo Segura, incluye entrevistas a autores como Alma Delia Murillo, Benito Taibo y Julieta Fierro, por mencionar algunos. También se presentó el libro: Los Niños del Mezquite, texto de Quitzé Fernández e ilustraciones de Carlos Vélez, con la asesoría del historiador Carlos Manuel Valdés. Este libro, que durante la feria se distribuyó gratuitamente a los niños recién nacidos en los hospitales de la Secretaría de Salud, cuenta la historia de una niña Huachichil llamada Jamé, si le interesa adquirirlo puede solicitarlo a la Secretaría de Cultura.

Parte importante fueron las Jornadas de Divulgación Científica que año con año se organizan con la participación generosa de los exponentes de los centros de investigación participantes: CIQA y COECYT. Otra actividad imprescindible en el programa son las jornadas de Guerreros del Maíz, del destacado chef y gestor cultural Juan Ramón Cárdenas, que en esta ocasión incluyó la presentación del Bestiario Culinario de México, con la participación de José Luis Trueba Lara y Margarita de Orellana.

El pasado domingo 19 de mayo al finalizar la pirotecnia cerramos la última página de la cartelera de la FILC 2019, sin duda muchas cosas deben mejorar en la organización. Ya se hace un esfuerzo para que la edición del 2020 sea aún más espectacular y exitosa, y para que a nadie le quede duda de que la de Coahuila es: la mejor feria del norte del país.

Drama – mine (para aliviar el mareo y la náusea)

El Hombre que Mató a Dedos Fríos, libro ganador del Premio Bellas Artes de Cuento Amparo Dávila 2018 de la escritora chihuahuense Elpidia García.
04 Mayo 2019 03:55:00
FILC: 22 años
Menos de una semana nos separa del inicio de la Feria Internacional del Libro Coahuila 2019. La cartelera de actividades ya está circulando y la pueden consultar en la página web http://www.filacoahuila.com o en las redes sociales de la Feria y la Secretaría de Cultura. Nuestro agradecimiento siempre a todos los precursores de esta iniciativa que nació como una feria de pequeñas dimensiones dirigida al público infantil y que gracias a la visión y amor por los libros de todos los que han sido partícipes y responsables ha crecido en oferta de servicios, espacio, empresas editoriales, programa literario, formación lectora, proyección a nivel nacional y gracias a eso, ahora es considerada la mejor Feria del Norte del país.

La Feria del libro es una fiesta que involucra el trabajo de cientos de personas que participan en la curaduría del programa, en los múltiples procesos de gestión, montaje, servicios, cuidado del público, diseño, instituciones, voluntarios y gestores solidarios que se suman a las actividades por amor a la lectura y que sin el trabajo de todos ellos esta fiesta maravillosa no tendría el impacto que año con año tiene en la población. El reto es seguir consolidando la calidad, mantener la cantidad de público atendido y seguir ofreciendo un programa de primera que asegure la promoción de la obra de los autores coahuilenses (participan 63, entre presentadores, autores, talleristas) que imprima un verdadero carácter internacional (tenemos 20 autores extranjeros de cuatro continentes) y que fomente la lectura desde la primera infancia (se imparten más de mil talleres para público infantil).

Sin olvidar que la Feria debe ser una experiencia gozosa para aquellos que nos visitan, donde encuentren la mayor cantidad de oferta editorial posible. En ese sentido, es importante señalar que según la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, a la semana pasada había editoriales en lista de espera para comprar un espacio, lo que indica que la Feria es importante para las empresas editoriales por las altas ventas que logran. Además, los artesanos locales y extranjeros fortalecen la Feria con su presencia; poco a poco se ha incorporado una mayor oferta de alimentos para el público y cada vez podemos disfrutar más de la participación de diferentes culturas representadas por el país invitado de honor, que en esta ocasión es nada más y nada menos que Japón.

“Migración: historia e identidad” es el eje temático. Bajo esta premisa se desarrollan buena parte de las actividades en las que de manera generosa Sinaloa, que participa como estado invitado y El Colegio Nacional y el ACNUR como instituciones invitadas, desarrollan acciones que van desde las presentaciones de libro a conferencias y conversatorios. Todos y cada uno de los participantes ofrecen algo importante, por eso no debemos perdernos las actividades de Joumana Haddad, importante poeta y activista que nos visita desde Líbano, Ray Loriga, novelista español que se ha consolidado como uno de los narradores más importantes, Koji Ando, Takako Arai, Yasuaki Yamashita, Yoshizumi Higuchi y Aurelio Asiain que forman parte del contingente de Japón. Además, para los aficionados al anime, manga y a la cultura pop, este año se lleva a cabo la Otaku Feria del Libro, con personajes importantes como René García, la voz de Vegeta, Ricardo Silva, entre otros; tampoco se pueden perder a Yucatán a Go Gó, o la gran clausura a cargo de Luis Pescetti.

Drama – mine (para aliviar el mareo y la náusea)
Insisto, no se pierdan la Feria.
20 Abril 2019 03:46:00
Hombre invisible (o la herencia del judío errante)
Sucede que cada vez que salgo a un restaurante en compañía de mis hijos mayores (un joven de 15 y una jovencita de 13) los meseros dejan de verme. No importa a donde vayamos, si es una franquicia o un puesto de tacos o gorditas, siempre tengo que hacer un esfuerzo extraordinario para que atiendan mi pedido, desde pedir café hasta el último frustrado intento de comer postre –que tuvimos que cancelar porque se nos hacía tarde para enviar esta columna–.

Como podrán imaginar, todo esto causa la hilaridad de mis hijos y sus burlas (que duran un espacio de tiempo considerable). No los abrumaré con los efectos colaterales de esta aparente invisibilidad: el café llega frío o descafeinado, los huevos recocidos o el platillo sin sal. Pero creo que todo esto tiene su explicación lógica.

Gran parte de las veces que veo a mis hijos mayores es en días feriados o vacaciones, es justo en esos momentos cuando cocina y meseros atienden atareados a los clientes (o al menos eso quiero creer) y todo se vuelve un caos. Es tal la cantidad de personas pidiendo cosas al mismo tiempo que no se dan abasto y, de ahí, que se intensifiquen las fallas en el servicio, principalmente en Semana Santa que, a mi parecer, junto con el 10 de mayo y el 14 de febrero son los peores días para ir a un restaurante.

Peor aún, Semana Santa satura absolutamente cualquier paseo. Las playas están abarrotadas, los parajes para acampar igual, los destinos coloniales ni se diga. Lo bueno de esta situación: el turismo y la cultura provocan una derrama económica importante que beneficia a prestadores de servicios y sus trabajadores. Lo malo: las playas y los sitios turísticos naturales quedan, desafortunadamente, muy contaminados.

Sería deseable que para anticipar esta desafortunada situación las autoridades de cualquier sitio que sea atractivo para hacer turismo inviertan más en señalética y en botes de basura. Aunque siempre habrá un desconsiderado que haga caso omiso de esto, pues los hemos visto tirando aluminio o plástico justo a un metro de los recipientes de desechos, pero será un impacto menor. Debe invertirse más en prevenir la contaminación que en limpiar pasado el periodo vacacional, pues hay partículas contaminantes que por más que limpiemos, quedan ahí por su tamaño reducido.

¿Qué más podemos hacer en Semana Santa? Bueno, varias cosas, pero para que se hagan realidad tiene que evitar ser un procrastinador profesional como su servidor, (desidioso pues). Ya que siempre hay habitaciones qué pintar, coches que lavar, libros para leer, y si no quiere hacer nada pues también es aceptable, pero principalmente no le fastidiemos la vida a nadie en vacaciones.

Oferta cultural. La Secretaría de Cultura mantiene los museos abiertos todo el periodo vacacional, visítelos. Actualmente se acaba de inaugurar la exposición Exvotos de Parras en varios templos de ese pueblo mágico, es muy interesante observar los testimonios de agradecimiento por favores o milagros recibidos. También puede disfrutar La Procesión del Silencio en Viesca que, aunque cumple apenas cinco años, ha arraigado como una actividad religiosa y cultural que atrae a ese pueblo mágico a visitantes de varias partes del estado. Gracias a las facilidades que la Secretaría de Cultura otorga proporcionando el transporte. Anímese a disfrutar de esta oferta cultural.

Drama – mine (para aliviar el mareo y la náusea)

Si nada de esto le llama la atención acuérdese de que siempre tendremos las películas bíblicas en televisión abierta. Castíguese.
06 Abril 2019 04:00:00
Sólo quien ama vuela
Hace pocos días, el 28 de marzo para ser precisos, se cumplió un aniversario más de la muerte del poeta español Miguel Hernández. Murió de 31 años, prisionero de las fuerzas franquistas, en una cárcel miserable, donde enfermó y se fue apagando. Había sido condenado a muerte, pero las gestiones de amigos y parientes lograron conmutarle la pena.

Fue trasladado a varias prisiones, entre ellas a la de Palencia, donde sufrió frío y hambre. Desde ahí escribió a Josefina Manresa, su esposa: “Hace frio de verdad aquí. Al que le da por reírse, le queda cuajada la risa en la boca, y al que le da por llorar, le queda el llanto hecho hielo en los ojos”. Serían las condiciones poco higiénicas y el hacinamiento lo que llevarían a la enfermedad directo a sus pulmones: la tuberculosis terrible que acabó con su vida.

Poeta, hijo de campesinos que se dedicaban a la cría de ganado caprino (“chiveros”, diríamos acá), su infancia transcurrió en Orihuela, municipio costero de la comunidad valenciana. Estudió de manera intermitente y desde pequeño encontró en los libros una razón de vida.

Sacó todo el provecho de las lecturas que hizo en el tiempo que tuvo libre pastoreando el rebaño de su padre, reunió dinero suficiente para comprar una máquina de escribir usada y con ella escribió lo que pudo, y lo que pudo le dio para que a los 20 años ganara el único premio que obtuvo en vida con un poema titulado “Canto a Valencia”.

Siguió escribiendo y publicando en revistas literarias, viajó una vez a Madrid a probar suerte y no le fue muy bien; viajó una segunda vez y se quedó con un empleo que le permitió establecerse en la capital y crecer en el ámbito literario.

La Guerra Civil Española estalló un 17 de julio de 1936, con un golpe de Estado fallido en contra del Gobierno republicano por parte de los militares y las fuerzas de derecha. El Gobierno estaba constituido por un frente popular que aglutinaba a varios partidos y movimientos socialistas, que por cierto establecieron a la cultura como un eje prioritario en su gobierno (o sea, ellos sí le invirtieron decididamente a la cultura, no como otros).

Ya para ese entonces, Miguel Hernández había consolidado una formación ideológica firme que lo llevó a ser comisario político comunista en el ejército. La Guerra Civil Española fue un ensayo macabro de lo que sería pocos años después del triunfo fascista de Francisco Franco la peor guerra que haya afrontado la humanidad: la Segunda Guerra Mundial.

La derrota republicana trajo a México a numerosas personalidades invaluables: Alberti, León Felipe, Remedios Varo, Max Aub, Angelines Fernández (la Bruja del 71), el padre de los Taibo y sus chamacos, entre otros muchos que aportaron tanto a nuestro país, que fincaron instituciones tan importantes como es ahora el Colegio de México. Miguel murió ahogado en la pus de la infección que inundó sus pulmones, en medio de una tristeza que se siente aún ahora en su poema “Nanas de la cebolla”, sin cerrar los ojos y bendito para siempre.


Drama mine (para aliviar mareo y náusea)

Tu risa me hace libre,

me pone alas.

Soledades me quita,

cárcel me arranca.


P.D.

Poeta no te cito porque tus versos son de todos nosotros.


23 Marzo 2019 04:00:00
Amor vaquero
Soplaba el viento helado y las familias seguían llegando al lugar, hombres y mujeres de todas las edades, la mayoría con alguna prenda vaquera o botas. El Rodeo Saltillo Expo Fest se realizó el pasado fin de semana. Hubo buen ambiente, cada quien buscando lo que más le interesaba pues la oferta integraba artesanías, comida, música, pabellón cultural, exposición ganadera, vinos de Coahuila, concursos gastronómicos, artículos para el ganado y por supuesto el rodeo y sus actividades.

Por esta variada programación, aquí y allá se podía ver a alguien maravillado con los caballos o el grupo country que tocaba. Yo, por ejemplo, quedé extasiado con las costillas y el brisket, pero también fue interesante la exhibición canina y no faltó quien se viera muy identificado hasta con las mulas.

Entre más diversidad, más riqueza cultural. Vivir cerca de la frontera implica recibir diversas expresiones culturales de nuestro vecino del norte. En algún momento a los de mi generación nos tocó vivir el crecimiento y arraigo del Halloween y, posteriormente, la campaña que hicieron medios e instituciones educativas para fortalecer la tradición prehispánica del Día de Muertos. En lo personal siempre he creído que una cosa no suprime a la otra. Me gusta ver fortalecida la tradición del 2 de noviembre, constatar que abundan las ofrendas en casas y espacios culturales y educativos, pero nadie puede negar que el Halloween es divertido para los niños y jóvenes. Creo que con el rodeo pasa algo parecido, pues la música country, cierta gastronomía y lo que define al rodeo en sí, provienen de la cultura norteamericana.

El éxito del Rodeo Saltillo Expo Fest, que superó los 40 mil visitantes, confirma lo que hemos dicho antes: la cultura y el deporte generan muchas cosas positivas. En principio la convivencia familiar y social, y eso lo logró este festival porque la mayoría de visitantes fueron familias. Por otra parte, estas iniciativas generan una gran derrama económica pues con la venta de artículos, comida, servicios, transporte, hospedajes para los visitantes foráneos, etcétera, se reactivan y benefician esos sectores económicos. El involucramiento entusiasta de las autoridades municipales y estatales también provoca una identificación positiva entre la sociedad y sus gobernantes, lo cual no siempre se logra.

Felicitamos a la organización y dejamos una propuesta: esta iniciativa puede volverse un referente en la materia al igual que la Feria Internacional del Libro Coahuila, que comenzó hace más de 20 años y que ahora, hay que decirlo, se ha convertido en la mejor del norte del país. Sería deseable que el festival incorpore a su programa más contenidos de la cultura norteña de México, que a través de esta gran iniciativa se fortalezca nuestra identidad y valores mediante sus variadas actividades y que, a la par de la música country, podamos escuchar más acordeón y bajosexto, sin que pierda su esencia familiar.



Drama – mine (para aliviar el mareo y la náusea)

Recomendable la serie sobre los hechos del 68: Un Extraño Enemigo, en Amazon Prime. Si puede, véala.


09 Marzo 2019 04:00:00
En la plaza de la cháchara
Frente a mí desayunaban Wendy y Alejandro, no habíamos cruzado más palabras que el saludo de cortesía y como suele suceder terminamos platicando: me explicaron que les gusta leer y que compran libros mediante subasta.

Yo imaginé de inmediato una de esas subastas elegantes pero resulto un poco distinto, las subastas se realizan mediante un grupo de Facebook llamado El Rincón de la Cháchara, y el intercambio se hace de persona a persona los sábados en una plaza de la Ciudad de México llamada de la Santa Veracruz, rebautizada como la Plaza de la Cháchara; ahí también se realizan subastas presenciales y se ofrecen los libros desde un peso.

En Saltillo existe algo parecido, lo podemos ver los viernes en Plaza de Armas o el callejón Ocampo. Ahí se encuentran múltiples usuarios de Facebook con el objetivo de intercambiar cosas que van desde carriolas hasta ropa, es fascinante observar cómo aprovechamos todas las plataformas a nuestro alcance para hacer algo que nos define como especie: sociabilizar, esta capacidad nuestra que todo lo transforma para bien y para mal.

En el caso de estas prácticas de intercambio directo nos enseñan que existen caminos paralelos a los tradicionales. ¿Eso es bueno? Habría que preguntarle a los usuarios y participantes en estos intercambios. Lo que sí es cierto es que en el caso de las subastas de libros de la ya famosa “plaza de la cháchara”, hubo un cambio positivo en el espacio que ahora ocupan.

German Camacho, uno de los iniciadores de este grupo, nos ha platicado su experiencia y los cambios significativos desde que inició en el 2017. Nos contó que al principio se congregaban en las instalaciones del metro Bellas Artes de la Ciudad de México, y ante la gran cantidad de personas que acudían a intercambiar libros ese espacio fue insuficiente, por lo que acudieron a las autoridades de la delegación Cuauhtémoc para solicitar permiso de ocupar la plaza de la Santa Veracruz.

En ese momento era un espacio abandonado, lleno de basura y tomado por la delincuencia, las autoridades a las que acudieron fueron receptivas y dieron el permiso. German y sus compañeros tomaron la limpieza del lugar en sus manos y comenzaron a transformar esta plaza, a darle vida y a generar una dinámica cultural que obligó a autoridades, vecinos y usuarios a comprometerse en la recuperación de un espacio público de gran valor histórico.

Actualmente acuden hasta 700 interesados cada sábado, la principal motivación son los libros y la convivencia. Tienen tal poder de convocatoria que han tenido que mantener a raya a los vendedores ambulantes y según nos cuenta Germán, hay interés de otros amantes de los libros por comenzar en diferentes partes del país.

Esta experiencia es una muestra de la capacidad transformadora de la cultura: recupera espacios, genera riqueza económica, propicia el mejor aspecto de la convivencia humana y obliga a las autoridades a dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos. Ojalá pronto este ejemplo se multiplique en todo el país.

Doble drama – mine (para aliviar el mareo y la náusea)

Ya viene la muestra internacional de cine a Saltillo y Monclova, no se la pierdan.

UANLeer del 14 al 18 de marzo viene con un buen programa.
23 Febrero 2019 04:00:00
Todos los caminos llevan a Roma
El próximo domingo 24 de febrero se llevará a cabo la ceremonia de entrega de los premios Oscar que otorga la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos.

Hay mucha expectativa entre los aficionados y especialistas del séptimo arte acerca de si la película de Alfonso Cuarón y sus protagonistas lograrán ganar, y en cuántas de las numerosas nominaciones que tiene.

Es innegable que en México el cine ocupa un lugar importante en el consumo de servicios culturales, de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine), en 2018 cada mexicano fue al cine en promedio 2.65 veces, lo que implica un menos 6% con relación al año 2017.

Aunque de los datos anteriores se observa una disminución en la cantidad de boletos vendidos, la misma fuente señala que hubo un incremento de poco más del 30% en el número de asistentes a películas de cine mexicano y de hasta 38% en el ingreso económico por asistencia a este mismo segmento de la oferta, lo que nos dice que el público prefiere cada vez más a las producciones nacionales.

Por supuesto, al margen de estos datos es deseable que cada mexicano pueda asistir más al cine y que las producciones nacionales, sobre todo si son de calidad, obtengan no solamente el éxito que el reconocimiento de las academias y festivales otorgan sino también el éxito económico que fortalezca y multiplique la oferta cinematográfica en nuestro país.

Regresando a Roma. En definitiva ha sido una producción que ha dado mucho de que hablar, en principio por su propuesta estética y todos aquellos aspectos, tanto técnicos como artísticos, que la han llevado a ganar prácticamente todo lo que es posible ganar, sin duda alguna es una buena película.

De paso, Roma también contribuyó al debate para que las y los trabajadores domésticos obtengan reconocimiento y condiciones laborales más justas. La trama, aunque principalmente aborda la vida íntima de una familia mexicana de clase media, está ubicada en el año 1971 y muestra un episodio de nuestra historia reciente conocido como el “halconazo”, así como sus días previos y preparativos, con todo y profesor Zovek incluido (que por cierto era lagunero), y el terrible desenlace.

Yalitza Aparicio, la protagonista de la película, también ha dado mucho de que hablar. Su desempeño y presencia me parecen muy destacados y creo que contribuyen sin lugar a dudas al éxito en general de la película.

triste es ver que en un país mayoritariamente mestizo e indígena haya quienes pretendan opacar la participación de Yalitza con las muestras de racismo y clasismo que se han visto en abundancia, especialmente en las redes sociales.

En fin, deseo que este domingo Roma y sus participantes obtengan la mayor cantidad de premios, que el cine hecho por mexicanos siga recibiendo el reconocimiento a nivel internacional que en años recientes ha ido en aumento y que habla del talento que existe en nuestro país, además de que las instituciones que sientan las bases para que los creadores de cine mexicanos encuentren reconocimiento y oportunidades en todas partes del mundo.


Drama – mine (para aliviar el mareo y la náusea)

Siete noches, así se tituló un ciclo de conferencias impartido por Jorge Luis Borges en 1977, puede ver al gran autor argentino en YouTube, así de maravilloso es el internet.
09 Febrero 2019 04:00:00
Mexicanos al grito de ¡lean!
Una vez más se escuchan redoblar gallardos los tambores de guerra contra la no lectura. Los funcionarios se aprestan a dar sus arengas y todos cerramos filas en torno a ese “extraño” (no tan extraño) enemigo que es la apatía por leer, nuevamente nos cubre la sombra justiciera de Vasconcelos arrojando librazos desde el olimpo de los próceres y no se escatimarán recursos ni será necesario tomar en cuenta los últimos estudios y estadísticas, pues ya lo sabemos: ¡El mexicano no lee! Y gracias a esta nueva cruzada que será la última (porque esta sí es la buena), en poco tiempo aparecerá el mexicano nuevo (lector) que se vislumbra en el horizonte, con su itacate de libros y la moral fortalecida.

El párrafo anterior es una caricatura de las buenas intenciones que desde las instituciones culturales de la federación se han venido comunicando. Hay que reconocer que en definitiva es un tema prioritario para el presidente López Obrador, pues hace pocos días vimos cómo se anunció desde Sinaloa la Estrategia Nacional de Lectura que, entre otras cosas, se basa en la edición, venta a bajo costo y distribución gratuita de libros por parte del Fondo de Cultura Económica. Esto tiene mérito, pues el costo de los libros es un factor, entre muchos otros, que incide en el índice de lectura. Por cierto, en el anuncio de la estrategia mencionada no se pudo dejar de notar la ausencia de la secretaria de Cultura y el secretario de Educación federales.

A pocos meses de haber asumido la nueva Administración federal con un amplio bono de popularidad, pues es innegable que la gran mayoría de los mexicanos estamos en contra de la corrupción y a favor de tener acceso a más oferta cultural, pareciera que hay tres factores de poder en la política cultural actual, por una parte la secretaria de Cultura, Alejandra Fraustro, por otra el director del FCE, Paco Ignacio Taibo II, y en tercer lugar Sergio Mayer, el presidente de la Comisión de Cultura en la Cámara de Diputados. Y aunque todos provienen de una misma filiación política, desde los estados no se aprecia que estén coordinados plenamente.

Existen sondeos que nos dicen que el ciudadano entiende que para ver el logro de los objetivos de la nueva Administración federal habrá que tener paciencia y empatía, como sucedió en el caso de las dificultades pasajeras que provocó el primer momento de la lucha contra el robo de combustible. Supongo que en el ámbito cultural es lo mismo y podemos dar el beneficio de la duda, tomando en cuenta que las intenciones son las mejores. Sin embargo, ayudaría mucho si la estrategia en general de comunicación y la coordinación con los estados mejorara en el corto plazo.

Un caso importante es el del Programa Nacional de Salas de Lectura, este se ha mantenido por más de 15 años basado en la voluntad del ciudadano de compartir su amor por la lectura. En principio debería fortalecerse y mejorar, ojalá que los responsables de las tareas de fomento a la lectura lo tomen en cuenta como ya lo ha adelantado el titular del FCE. Claro, para el fortalecimiento de este programa es de vital importancia contar con el apoyo de las instituciones estatales, que son las que conviven en el día a día con los promotores de lectura. Este es sólo un caso en el que se habrá de tomar en cuenta a las entidades federativas para el logro de los objetivos que todos compartimos.

Drama – mine (para aliviar el mareo y la náusea)

Invítame a Leer libro de entrevistas realizado por el maestro Gerardo Segura, se presentará próximamente.

26 Enero 2019 03:55:00
El hombre que mira al mar
En la avenida costera de Acapulco, a la altura de Playa Hornos, está la estatua de un hombre que mira al mar. Parece esperar o buscar algo en el horizonte. Su nombre es Hasekura Tsunenaga, samurái nacido en 1571 y que, al servicio del poderoso señor japonés Date Masamune, apodado El Dragón de un Solo Ojo. El guerrero nipón llegó al puerto de Acapulco el 25 de enero de 1614, junto a otros 179 acompañantes, en lo que se conoce como “La misión de Keicho”, cuyo objetivo era llegar hasta Europa y entrevistarse con el Papa.

Era la segunda comitiva japonesa que alcanzaba tierras mexicanas. Antes, en 1610, el barco San Buenaventura cruzó el Pacífico: llevaba de regreso a la Nueva España, después de haber naufragado, al excapitán general de las Filipinas Rodrigo de Viveros, junto a mensajeros oficiales del Shogun, notas diplomáticas y presentes para el rey de España.

La historia de las relaciones mexicano–japonesas integra el estudio realizado por una comisión que trabajó arduamente con motivo de la celebración del 90 aniversario de la migración japonesa a México. Actualmente sólo los tomos I y II se encuentran traducidos al español gracias a la labor del Sr. Makoto Toda (los libros se pueden comprar poniéndose en contacto con la Asociación México Japonesa del Noreste). En sus páginas encontramos el relato de las relaciones afectuosas entre dos pueblos que se admiran y respetan mutuamente, y que han hecho sentir su solidaridad en los momentos aciagos de las catástrofes naturales que a través de las épocas han sufrido sus habitantes.

México fue el primer país en el mundo con quien Japón firmó un tratado diplomático en condiciones de igualdad y respeto. Gracias al Tratado de amistad, comercio y navegación de 1888, y sus acuerdos derivados, a principios del siglo 20 llegó al país una primera ola migratoria japonesa, principalmente a Coahuila y Chiapas. En nuestro estado se establecieron en la comunidad de Las Esperanzas, municipio de Múzquiz, trabajando en el peligroso oficio de las minas de carbón y, por consiguiente, sufriendo accidentes que segaron la vida de muchos trabajadores. A la fecha existe una importante comunidad Nikkei (de origen japonés) en la zona y se realizan esfuerzos por parte de miembros de esa comunidad y de la Asociación México Japonesa del Noreste para registrar a dichos descendientes, preservar sus tradiciones y honrar a aquellos migrantes.

En tiempos de opiniones enconadas a favor y en contra de las caravanas de migrantes que por necesidad han llegado a nuestro país, provenientes de Centroamérica, deberíamos tener presente que la amistad de los pueblos se encuentra por encima de los tratados oficiales. Si pensamos bien, tenemos más en común con los migrantes centroamericanos que en su momento con los japoneses, chinos, libaneses, palestinos, sirios, españoles, menonitas... A la luz del tiempo se muestran los benéficos resultados que dejaron en nuestro país cada una de esas comunidades que migraron a México por necesidad, y con esperanza en un mejor futuro. No veo a alguien quejándose, al contrario.

En una terraza del castillo de Sendai, en Japón, hay una estatua idéntica a la de Acapulco. Parece buscar o esperar algo en el horizonte. Su mirada se dirige a su destino: México.

Drama – mine (para aliviar el mareo y la náusea)

La película La Noche de 12 Años se encuentra en Netflix, véala.
12 Enero 2019 03:58:00
De la novela criminal a la 4T
Poco antes de terminar el 2018 concluí la lectura de Una Novela Criminal de Jorge Volpi, ganadora del Premio Alfaguara de Novela 2018, me gustó y recomiendo su lectura. Volpi la define como una novela de no ficción, a mí me pareció una extensa y muy bien documentada investigación periodística, libro voluminoso pero de lectura ágil que se sostiene de principio a fin. Es imprescindible mencionar que el tema de la obra por su carga de morbo es bastante atractivo, la trama principal es el caso de Florence Cassez e Israel Vallarta, presuntos líderes de la banda de secuestradores conocida como “los zodiacos”. Un polémico caso que según el libro pudiera ser causado por la venganza de un personaje siniestro que a lo largo de la novela se mueve siempre entre sombras.

Viene a cuento el título de la columna porque aunque Cassez y Vallarta son los personajes principales, en el caso que durante tanto tiempo ocupó la atención de autoridades y público aparecen diversas personalidades que participan a favor y en contra en la tan anunciada “cuarta transformación”, por el presidente López Obrador. En principio la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero (de lo mejor que hay en el Gabinete), en ese momento ministra de la Suprema Corte de Justicia, fue la responsable de redactar el proyecto de sentencia que otorgó la libertad a Cassez en una exposición valiente y decidida de la mano del ministro Arturo Saldívar, que justo hace unos días acaba de ser electo presidente de la SCJN y quien por cierto tuitea interesantes cosas de arte y cultura desde su cuenta personal.

En el lado de los personajes siniestros se encuentran Genaro García Luna, Luis Cárdenas Palomino y la extinta Agencia Federal de Investigación (una suerte de fallido FBI mexicano), que junto con Carlos Loret de Mola y su entonces reportero estrella Pablo Reinah fueron, unos y otros, productores y promotores del montaje televisivo en el que los agentes federales liberan a unas víctimas de secuestro y aprenden a los líderes de la banda. Una de ellos de nacionalidad francesa y apariencia antipática que desde ese momento para casi todos los medios y la opinión pública fue etiquetada como culpable sin que hubiera comenzado su juicio.

A lo largo del proceso arrecian las pérdidas familiares para Cassez y Vallarta, mucho más para el segundo. Víctimas van y vienen opinando y acusando en juzgados y medios, y Felipe Calderón, en ese entonces presidente de la República, se enfrasca en un duelo diplomático con Nicolas Sarkozy entonces mandatario francés. Duelo de chaparros que no sólo perjudico a las víctimas –victimarios del caso– sino que terminÓ por dar al traste al Año de México en Francia. Calderón, quien por cierto en los últimos días opina en Twitter criticando a la Administración federal actual, queriendo aleccionar y ejemplificar con su sexenio, sin recordar que para legitimarse desató una pesadilla de violencia mal planeada que en Coahuila sufrimos en carne propia y que, desafortunadamente, en algunas regiones del país no termina.

Vallarta sigue en la cárcel, García Luna en Miami, Cárdenas Palomino como ejecutivo de una televisora, Florence en Francia, Sánchez Cordero trabajando desde su cargo, Saldívar en su encomienda de presidir la SC y Calderón opinando sin pena. Volpi sigue sin venir a Coahuila, esperemos que nos visite este año.

Drama – mine (para aliviar el mareo y la nausea)

La exposición Grandes Maestros de la Escultura, visítela en Saltillo.
29 Diciembre 2018 04:07:00
La última y nos vamos
Sobrevivimos a la Navidad con poca dignidad en la cartera y daremos un paso adelante al año 2019 que nos recibe como un ciclo nuevo en el que las cosas pueden ser distintas. Por lo pronto nos despedimos compartiendo experiencias que hicieron que el año que se va haya valido la pena.

Drama – mine (para aliviar el mareo y la náusea)

1. Las de Guanatos. Si visita Cancún y quiere conocer algo más que la parte turística y los corrales de playa establecidos por las empresas trasnacionales, échese una vuelta a este bar, donde podrá disfrutar de ver a los locales bailar salsa como los mejores, llegan en parejas o grupos y a la señal sonora de la orquesta cubana que toca ahí, comienza este maravilloso despliegue de habilidades, parejas de todo tipo se integran, intercambian, flotan, se comunican con miradas y dejan de lado por un momento obligaciones y carencias. Vale la pena verlo.

2. Mercado de Tlacolula, Oaxaca. Todas las maravillas que se pueden encontrar en los mercados oaxaqueños las podrá encontrar en este, comida, chiles secos, frutas, verduras, semillas, artesanías de varias regiones entre las que no pueden faltar los bordados, el barro negro, etc. Y por supuesto, el mezcal, platique con el maestro Sebastián Chino, principal promotor de la marca “Chinguete” que le hablara de las variedades de agave, sus virtudes características y origen de cada una, es una verdadera delicia escucharlo y tomar su mezcal.

3. Feria Internacional del Libro Coahuila 2018. No se la pierda en el 2019, vienen sorpresas importantes, la feria ofrece cada vez mayor cantidad de libros para todo público, más servicios para que los visitantes disfruten de una mejor experiencia, mejores actividades artísticas y culturales, una gran diversidad de actividades de formación lectora para niñas y niños y la presencia de importantes personalidades de la literatura, locales, nacionales e internacionales.

4. Temporada de Huracanes, de Fernanda Melchor. Hacía ya tiempo que una novela no me dejaba tan buena impresión y ese sentimiento de extrañar su lectura en cuanto se termina la página final, la autora que poco a poco va destacando como una de las principales voces de la narrativa en nuestro país estuvo en dos ocasiones durante el año en Coahuila, en la Feria del Libro y en el Festival de la Palabra, léala, no tiene desperdicio.

5. Coloquio Binacional de Fomento a la Lectura. Realizado en octubre, esta actividad contó con la presencia de especialistas de fomento a la lectura nacionales y de la universidad de Texas, de editores, autores coahuilenses, talleristas nacionales y la participación entusiasta del público de Sabinas, San Juan de Sabinas, Piedras Negras y Ciudad Acuña, promete crecer para el 2019.

6. 31 Minutos en el Festival de la Palabra. Sin duda el mejor espectáculo en años en Torreón, de principio a fin el público coreó las canciones y aplaudió a estos talentosos artistas chilenos, una noche llena de magia en el Teatro Nazas donde por igual, padres e hijos, literalmente, se acabaron la garganta y las palmas de las manos en este maravilloso evento. Esperemos que regresen pronto.

7. El Rincón Peruano y El Buda Feliz en Saltillo, pero ellos merecen una columna aparte.

Nos despedimos citando un tuit del escritor mexicano Juan Pablo Villalobos: “Ahora que se termina el año es buen momento para repetir que ningún tiempo pasado fue mejor y que la añoranza sólo ha producido pésimos fenómenos, como la literatura cursi, el hipsterismo, los muebles incomodos, el retorno de la viruela, las solapas anchas o la ultraderecha”.

¡Feliz 2019!
15 Diciembre 2018 04:00:00
El ruco del tambor
Antes de comenzar pido a los lectores de esta colaboración que imaginen que de fondo escuchan El Niño del Tambor en la voz de Raphael de preferencia, o en la versión que a ustedes más les agrade, quiero de manera previa a entrar en la materia de esta columna agradecer a Zócalo y a toda la sección de cultura, su editora, reportero, etc. Por abrir nuevamente el espacio para mi colaboración quincenal.

Ruco del tambor: No me considero creyente pero guardo un profundo cariño por algunas tradiciones que padres y abuelos me hicieron disfrutar buscando formarme en la fe que profesan, y aunque dejáramos de lado todo el significado religioso de estas fechas también es importante tomar en cuenta que se cierra un ciclo anual y eso, en muchas personas provoca una especie de furor reflexivo como este del que soy presa y que detonó por dos causas que no tienen que ver entre sí, por una parte un diagnóstico de salud que me limita la ingesta de sal, me ordena bajar de peso, además de que, de manera extrañamente alineada a los nuevos tiempos políticos me prescribe un medicamento (espero que de manera temporal) cuyo agente activo es el “amlodipino”.

Niñas y niños del tambor: por otra parte el entusiasmo navideño de mis hijos, que comparto y del que nos retroalimentamos me llevó en días pasados al festival de mi hija de cuatro años. Me cuesta socializar en esos ambientes en los que no encuentro que platicar con los padres de “fulanita” y de “perenganito”, pero cuando comienza el festival me encuentro con una cosa trascendental: el retrato de mi infancia, de la infancia de muchos de nosotros en este grupo de pequeños, ahí están las niñas y niños que bailan y lo hacen muy bien, los que lo intentan con entusiasmo y pocos resultados, los que cantan o actúan de manera natural y disfrutan hablar frente al público y aquellos que no paran de llorar, incomodos en el foro y que solo esperan a que acabe esa pesadilla.

El ruco del tambor calcula que pagar en estas fechas, si tiene que arreglar la casa, cuanto cuestan los regalos, la medicina, siente que la rodilla sigue crujiendo si sube escaleras, reniega del tráfico, del frio, de los trámites administrativos para cerrar el año en su trabajo, de la chamarra que se le veía bien en la universidad y ya no le cierra, de la camioneta que requiere visitas constantes a mecánicos diversos, de los impuestos y de tantas cosas.

El niño se asombra con la música, se entusiasma con la parte que le toca actuar en la pastorela, se relame la mermelada del “hot cake” que come en los puestos navideños, queda hipnotizado con el vapor que sale de su chocolate caliente, disfruta el azote de la caricia helada del viento, lo impresiona leer a Dickens, se divierte armando esa maqueta de un minúsculo lugar de Palestina llamada “nacimiento”, sigue preguntándose si el niño dios tenía mucho frio, si estaba cómodo en esa cuna que resulta que es un comedero para ganado, mira con ojos nuevos, capaces de encontrar en cada rincón, en cada expresión cultural, un motivo de alegría.

Seamos niños del tambor, regalémonos en estas fechas teatro, cine, música, pintura, literatura, gastronomía y todo lo que ofrecen con gran calidad los grupos culturales independientes y de las instituciones del estado, todo eso está al alcance afortunadamente, de nuestro bolsillo.


Salvador Álvarez
@jsalvador


04 Agosto 2018 04:00:00
Espina que no sale
De mañana en ocho días / sabrá Dios dónde andaré, / otros aires me darán, / otras tierras pisaré.

Lo he leído varias veces: el canto cardenche recibe su nombre de una cactácea común en nuestra región, cuyas espinas, cuando penetran en la carne, hieren, pero aún más cuando trata de sacarlas. Así pasa cuando escuchamos este canto campesino que hace unos días perdió a una de sus voces, la de don Genaro Chavarría Ponce, integrante de los Cardencheros, originarios de Sapioriz, municipio de Lerdo Durango y parte de la Comarca Lagunera, muy cerquita de la Loma donde un día 29 de septiembre de 1913 nació la División del Norte, al ser electo Francisco Villa como jefe por parte de los generales que integraron esa división. Poquito más lejos se encuentra el ejido Lequeitío, Coahuila, origen de los sufrimientos de Espiridión Sifuentes, soldado de leva del ejército de Porfirio Díaz y protagonista de la novela Tropa Vieja, de Francisco L. Urquizo.

A la hora de mi salida / tus recuerdos llevaré, / por donde quiera que yo ande / de ti no me olvidaré.

Así, en la jornada diaria del campo en el noreste de México, en el antecedente histórico de nuestra región y en la creación literaria de los que aquí vivieron, se siente la presencia de esta expresión artística: el canto cardenche. He disfrutado varias veces de él, pero la más memorable será siempre la presentación de los Cardencheros el 29 de agosto de 2015 en las Dunas de yeso de Cuatro Ciénegas, en la penúltima jornada del Encuentro de Poesía Manuel Acuña.

Tarde calurosa, en un escenario impresionante, además de la lectura de poesía, disfrutamos de un momento que sería irrepetible: la arena blanca y sus formas caprichosas, un ocaso dorado donde el sol parecía luchar por prolongar su presencia y, de igual manera majestuosa, una luna llena inmensa que asomó por la sierra poblada de cardos con espinas hirientes, como las canciones que en ese momento escuchábamos.

Cuando yo vaya en camino / un suspiro pegaré / aunque me vaya muy lejos / de ti no me olvidaré.

La presencia de la canción cardenche y el valor que se le da como parte del patrimonio cultural de México se debe al esfuerzo de varias personas: en 1991 la Dirección General de Culturas Populares del Conaculta publicó el libro La Canción Cardenche, tradición Musical de la Laguna, compilación de letras de canciones realizada por don Alfonso Flores Domene y que, para el año 2012,llevaba ya cuatro ediciones. También diversas acciones de las unidades de culturas populares de Coahuila y Durango contribuyeron a que, en 2008, se otorgará a los Cardencheros de Sapioriz el Premio Nacional de Ciencias y Artes.

afortunadamente la apreciación se ha extendido a otros espacios, como lo atestiguó una sala abarrotada en la presentación del libro Culturas Populares en Coahuila en la FIL Guadalajara donde los cardencheros se llevaron la noche.

A las tres de la mañana / que el gallo empiece a cantar, / te lo pido vida mía / no me vayas a olvidar. (De Mañana en Ocho Días. Canción cardenche)

No podemos anticipar el futuro del canto cardenche. Se realizan esfuerzos por integrar grupos de jóvenes que se animen a cantar, pero es difícil saber si fructificarán de manera definitiva. Ojalá que así sea.

Drama–mine (para aliviar mareo y náusea)

En estas vacaciones lleve a sus hijos a los museos de Coahuila, todos son interesantes.
21 Julio 2018 03:00:00
Del niño que fuimos al olvido que seremos
Bendito el oficio que “obliga” a leer. Por mi actividad laboral en un espacio breve de tiempo he tenido la fortuna de leer dos novelas que le dan título a esta colaboración: El Olvido que Seremos de Héctor Abad Faciolince y El Niño que Fuimos de Alma Delia Murillo. Ambas novelas tocan la infancia de sus creadores. En el caso de Héctor Abad, es una biografía novelada de su padre; Alma Delia, a través de sus personajes, nos comparte las experiencias de vida durante los siete años que duró en un internado.

Asomarse al espejo del pasado es una de las actividades que todo ser humano realiza constantemente desde el principio del tiempo en que nuestra especie desarrolló su capacidad intelectual. Nos situamos frente a este portal y contemplamos nuestro reflejo que aparece transportado por el recuerdo y este, a su vez, constituido de la materia de nuestra propia manipulación de lo que fuimos y de lo que fue, por supuesto, de la forma menos objetiva posible. Recordamos como queremos recordar, salvamos de la vorágine únicamente lo que para nosotros es valioso: tragedias y alegrías, amor, odio, desengaño, rencor, belleza.

Héctor Abad habla desde su experiencia al interior de una familia, por decir lo menos, perfecta. Capítulo a capítulo nos describe a su padre: un hombre extraordinario que desde la práctica de la medicina social salta de manera natural a la defensa de los Derechos Humanos, por lo que termina asesinado cruelmente. Su descripción amorosa y agradecida por lo que recibió como hijo llega por momentos a ser empalagosa y cursi, pero siempre entrañable e interesante.

Alma Delia entrega una novela en que sus protagonistas, María, Oscar y Román, se conocen en un internado a los ocho años de edad. Cada uno llega por diferentes circunstancias, pero por una cosa en común: no hay forma de que vivan su infancia en el marco de una familia que los cuide. Afortunadamente, cuando el lector pudiera suponer que toda vida en un internado es infierno seguro, encontramos que para los protagonistas el internado fue un refugio en todos los sentidos: encontraron amistad, lecturas, aventuras y el consejo y protección de aquellos que trabajaban en esa institución.

El drama de sus personajes está afuera, en la sociedad, cuando se encuentran con el despojo económico, la indiferencia de una sociedad corrupta donde un niño abandonado y desprotegido queda a merced del abuso sexual a cambio de un lugar para dormir y algo para comer. A lo largo de las páginas vemos el tortuoso camino que tienen que recorrer sus protagonistas, guiados por el instinto de supervivencia y las acciones que cada uno de ellos hacen para sobrevivir y llegar a una edad adulta con cicatrices, heridas sin cerrar y aspectos de su personalidad sin definir por completo. La aceptación de la sexualidad, el amor, el deseo de venganza, forman parte de esta trama en un vaivén armónico entre la narración de la etapa adulta y los capítulos de la infancia, que nos dan la clave para entender el desenlace final. Ambas novelas merecen ser leídas por la mayor cantidad posible de personas.

Drama – mine (para aliviar el mareo y la náusea)

Mis Vacaciones en la Biblioteca cumple más de 30 años y más de mil bibliotecarios están preparados en todo el país. Lleve a sus hijos.





07 Julio 2018 04:00:00
¿Qué será, será?
La semana pasada fue en extremo intensa para nuestro país. Estuvo en juego el pase de la Selección a Octavos de Final, la interrogante acerca de si Luis Miguel pudo encontrar a su mamá, y por último (pero no menos importante) la pregunta sobre quien sería electo Presidente de la República. Para este que escribe, todos los temas que mencioné tienen importancia, del futbol y su valor social se han escrito miles de páginas, por más que en mi caso intento mantener una fría distancia del equipo que asiste al mundial representando al futbol mexicano, no lo logro, me emociono, sufro, gritoneo, me frustro.

Miénteme como siempre… Luis Miguel, la serie, me parece interesante y la veo, implica sumergirse en una etapa de la vida de los que nacimos a finales de los 70, sé que hay a quien no le agrada ni la serie ni la música de este intérprete, pero hay cosas que enganchan, es asomarse a un mundo que atrae a los simples mortales de la misma manera que la luz de un foco a las palomillas: la “farándula” y su relación con el poder político de nuestro país, la simbiosis que hay ¿O había? Entre las empresas televisoras y las políticas de propaganda y control social, le recomiendo mucho leer en Twitter los “hilos” al respecto en las cuentas de la periodista Verónica Calderón @veronicacalderon y de la cuenta @HilosPurpura.

Calificada como histórica de manera unánime, finalmente se resolvió esta elección asfixiante y que con su guerra sucia contaminó todos los aspectos de la vida de los mexicanos, contra pronósticos de tempestades y violencia, la jornada se llevó a cabo en paz y con una copiosa participación de ciudadanos: votantes y funcionarios de casilla que ofrecieron su tiempo y energía en una jornada electoral muy intensa, muy larga y en la que actuaron con ejemplar desempeño. A todos ellos se les reconoce y agradece su sentido de responsabilidad social.

Los mensajes de los principales actores políticos fueron inmediatos, el INE dio información y poco tiempo después el candidato del PRI, José Antonio Meade, reconoció sin ambigüedades la ventaja de Andrés Manuel López Obrador. El candidato del PAN terminó dando un discurso en el mismo sentido.

Horas después, López Obrador se trasladó a donde realizaría una rueda de prensa y posteriormente al escenario del zócalo capitalino, en ambos espacios el mensaje fue mesurado y en un tono de respeto. En lo que respecta a esta columna, y que abordaremos más a fondo en otra colaboración, es interesante la plataforma de política cultural que propone el candidato presidencial electo, amén de los lugares comunes me llama la atención el énfasis que hace en tres aspectos importantísimos: 1. La participación infantil y el acercamiento a las artes desde la primera infancia, 2. Economía cultural y 3. La agenda digital y el involucramiento de los jóvenes.

Deporte, ocio (aprovechamiento del tiempo en actividades de esparcimiento) y participación política son aspectos fundamentales de lo que define nuestra identidad cultural, son conceptos dinámicos y en constante transformación para bien de nuestro país. Que no haya retroceso.

Drama – mine (para aliviar el mareo y la náusea)

Sobre la final eliminación de México ante Brasil le recomiendo leer el libro Breve Historia del ya Mérito, de Editorial Sexto Piso.
23 Junio 2018 04:00:00
Perro no come perro, ¿o sí?
Después de mucho tiempo regresé a disfrutar una función de teatro. Siempre me ha parecido fascinante, algo místico, casi religioso, el desempeño de los buenos actores.

La puesta en escena Perros Contradictorios Devoran mi Cadáver, de Tristana Landeros, es un gran proyecto, un círculo virtuoso que contribuye a reafirmar políticas culturales. En él participan todo tipo de actores, y no sólo me refiero a los que protagonizan la historia, también a las instituciones de gobierno y organizaciones de la sociedad civil, en este caso el Centro Cultural Casa La Besana. El montaje fue resultado de un proyecto de coinversión del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

Mabel Garza, quien dirige la obra y aplicó a la convocatoria de coinversión, nos contó cómo surgió la idea de encabezar este proyecto:

“Conocí la obra por Paso de Gato. Revista Mexicana de Teatro. Cuando murió Jesús Valdés, su director, Jaime Chabaud, me pidió un artículo sobre él. Cuando salió publicado, en el reverso de mi texto estaba la publicidad del libro Perros Contradictorios Devoran mi Cadáver y me llamó la atención el título. Le escribí a la autora para que me mandara el texto vía correo electrónico. Lo hizo. Lo leí y me gustó mucho por su tema bizarro, su grado de dificultad  para el montaje y por lo bien escrito que está. Cuando encontré cómo podía conceptualizar, fue como una epifanía. Me dije: de aquí soy. Para mí, tener la metáfora, es tener casi todo resuelto”.

Mabel cuenta con una destacada trayectoria como gestora cultural y creadora. Nos platicó que es la cuarta vez que gana una beca de coinversión, y dice que es importante persuadir a las instituciones y empresas para que confíen en el proyecto que se presenta y, al término del periodo en que se debe desarrollar el proyecto, entregar resultados. Si estos no son satisfactorios, no se emite la carta de liberación que certifica que el proyecto cumplió a cabalidad; sin ella, el beneficiario no obtendrá un apoyo similar nuevamente.

El FONCA fue creado en 1989. Según su sitio oficial: “Invierte en los proyectos culturales profesionales que surgen en la comunidad artística; ofrece fondos para que los creadores puedan desarrollar su trabajo sin restricciones, afirmando el ejercicio de las libertades de expresión y creación. Por ello, convoca a los artistas y creadores para que participen en sus programas, mediante la presentación de propuestas que son evaluadas por Comisiones de Dictaminación y Selección, formadas por artistas y creadores”.

Pocos países cuentan con un mecanismo similar para apoyar el arte y la cultura, debemos estar orgullosos de tenerlo, pues incontables proyectos han sido realidad gracias a él. Es importante que los legisladores no permitan la reducción de recursos económicos que afecten la capacidad del fondo.

Una noche redonda de teatro en La Besana. Qué gusto ver a los amigos y conocidos que participan en esta producción, todos y cada uno son lo que se dice “perros bravos de mil batallas”, que han luchado a lo largo de los años para abrir camino y ofrecer al público su trabajo y vocación artística, todos talentosísimos. ¡Felicidades!

Drama – mine (para aliviar el mareo y la náusea)

Recomiendo la reseña de la obra que hace mi colega Prometeo Murillo. La puede leer en su cuenta: Facebook.com/prometeomurillo.
09 Junio 2018 04:00:00
Por preguntar no se cobra…
En su segunda carta de relación dirigida a Carlos V de España, Hernán Cortés relata la magnitud, importancia y vida del mercado de Tlatelolco. Entre otras cosas, menciona lo siguiente:

“[…]Tiene otra plaza tan grande como dos veces la ciudad de Salamanca, toda cercada de portales alrededor, donde hay todos los géneros de mercadurías que en todas las tierras se hallan, así de mantenimiento como de vituallas, joyas de oro y de plata, de plomo, de latón, de cobre, de estaño, de piedras, de huesos, de conchas, de caracoles y de plumas… Hay calle de caza, donde venden todos los linajes de aves que hay en la tierra, así como gallinas, perdices, codornices, lavancos, dorales, zarcetas, tórtolas, palomas, pajaritos en cañuela, papagayos, búharos, águilas, falcones, gavilanes y cernícalos...

“Venden conejos, liebres, venados y perros pequeños, que crían para comer, castrados. Hay calles de herbolarios, donde hay todas las raíces y yerbas medicinales que en la tierra se hallan. Hay casas como de boticarios, donde se venden las medicinas hechas, así potables como ungüentos y emplastos… Hay casas donde dan de beber y comer por precio[…]”

Viajo desde que tengo memoria; en principio, debido a que mi familia materna es originaria de Viesca, Coahuila, y la paterna de los estados de Morelos y Guerrero. Cada verano hacíamos el recorrido del semidesierto coahuilense a los arrozales y cañaverales de Jojutla, y de ahí hasta Acapulco.

Mis abuelos me iniciaron en una relación entrañable con los mercados, el lenguaje secreto del que ofrece y el que va a comprar, los pasillos atestados de personas, el olor (a veces desagradable), los colores y sabores de frutas, especias, carnes, platillos y fondas.

Muchas veces he disfrutado la visita maravillosa al mercado de San Cristóbal de las Casas en Chiapas. Pasando mayo brotan de la tierra las hormigas chicatanas o nokú, como le llaman allá. En cada visita que hice no dejé pasar la ocasión de comprar esa exquisitez a una señora muy anciana que, al parecer, era la única que lo vendía al interior del tianguis. Nunca le pregunté su nombre, y calculo que tendría más de 90 años. Ocupaba un local ínfimo, de metro y medio de ancho, parecido a aquel otro espacio que atiende una señora muy mayor en el mercado de San Juan en Ciudad de México. Su principal mercancía son los chiles secos.

Hace unos días regresé a San Cristóbal. La señora de las hormigas ya no está ahí, en su lugar encontré un local que vende memorias USB chinas, con cientos de canciones del género que el comprador prefiera: el avance imparable de la modernidad y sus nuevos productos.

Dice Pepe Iturriaga, en el prólogo de su maravilloso libro Confieso que he Comido. De Fondas, Zaguanes, Mercados y Banquetas, que “No he hecho méritos para vivir todo lo que he vivido en materia culinaria: la suerte en ese sentido me ha favorecido siempre.” Creo que puedo decir algo parecido gracias a las dichosas incursiones en mercados de varias ciudades. Cada uno de ellos son patrimonio cultural que enriquece la experiencia de locales y foráneos. Aventúrese y visítelos, platique con los marchantes y pregunte, al fin que por preguntar no se cobra.

Drama – mine (para aliviar el mareo y la nausea)

No se pierda la exposición Todas las Mujeres, Retratos de una Lucha, del archivo de Gustavo Casasola, en las rejas del Ateneo Fuente.


@JSalvarezf
26 Mayo 2018 04:00:00
Tiempo y voluntad…
El día de ayer, viernes 25 de mayo de 2018, inició una nueva generación de voluntarios en el Programa Nacional de Salas de Lectura en Coahuila. Viene al caso el epígrafe por una cosa importante: las personas pertenecientes a este programa hacen dos cosas muy necesarias en nuestro país: ofrecen su tiempo, trabajando de manera voluntaria y fomentan la lectura. Este programa, que es un caso de éxito a nivel internacional, totalmente mexicano, comenzó hace más de 15 años, con el antecedente de los “libro clubes” de Alejandro Aura y la iniciativa y tesón del maestro Felipe Garrido y un grupo de colaboradores. Conocí este esfuerzo hace 13 años. En aquel momento las personas que se sumaban al programa recibían una capacitación básica en dos módulos de 24 horas, repartidas en tres días y un acervo integrado por aquellos libros que nadie quería en el entonces Conaculta.

Actualmente el programa no sólo ha sido reconocido en foros internacionales en América Latina y Europa, sino en lugares tan distantes como Egipto, cuenta con un proceso de capacitación mucho más estructurado en forma de un diplomado avalado por la UAM Xochimilco y el acervo que recibe cada sala de lectura es un verdadero tesoro: en él podemos encontrar libros maravillosos, gran variedad de editoriales y casi cualquier género, desde la Tacopedia hasta la serie de traducciones del maestro Sergio Pitol (Conaculta y la Universidad Veracruzana), pasando por autores como Etgar Keret (Sexto Piso), Eduardo Lizalde (Vaso Roto) o Ernesto Sábato (Booket), por mencionar algunos.

Entre los años 2010 y 2012 se realizó un esfuerzo por dar un sustento teórico y normativo a este programa que, como toda creación humana, a lo largo de su existencia ha tenido tiempos buenos y otros no tanto; de esta manera, la entrañable Luz María Chapela coordinó la magnífica colección Cuadernos de Salas de Lectura, integrada por nueve diferentes títulos en los que colaboran autores y especialistas como Pepe Gordon y María Baranda. En el primer número Luz María nos dice que:

“Una Sala de Lectura es un mundo habitado por el anfitrión, los lectores y los autores. También viven ahí ideas, paisajes, emociones, personajes, trazos, gestos, valores, relatos, imágenes, dudas y saberes que yacen en los libros y cobran vida por la acción lectora”.

Los esfuerzos compartidos entre la sociedad representada por casi 4 mil mediadores de salas de lectura, las instituciones culturales de la federación y todos los estados de la República, han logrado que actualmente estos espacios existan legalmente mediante el reconocimiento que se les da en leyes y programas de Gobierno, pero eso no es lo más importante: lo verdaderamente importante son esos seres humanos que dan de sí lo más valioso que tienen: su tiempo, su espacio y su amor, en este caso por la lectura, que van compartiendo día a día por todo nuestro país, apóstoles y misioneros de lo más cercano a una religión verdadera que yo conozco: nuestra cultura.

Drama - Mine (para aliviar el mareo y la náusea)

Del 1 al 13 de junio viene la Muestra Internacional de Cine. No se la pierda en Cinépolis o en la Sala Emilio “Indio” Fernández.
12 Mayo 2018 04:00:00
Tristeza extraordinaria…
“Era un sonido agudo y melancólico, y escucharlo le inspiraba una gran sensación de tristeza. El sonido venia de una tienda alejada del resto, donde vivían una mujer, su marido y su hijo. Violando todas las reglas de sobrevivencia que su abuelo le había enseñado, el leopardo de las nieves se acercó despacito y miró lo que había ahí adentro. Y vio al niño tendido sobre el catre de piel de oveja y a su madre sentada a su lado, velándolo. El niño estaba muerto, y el ruido extraño que había atraído al leopardo de las nieves surgía, ahora podía verlo, de las profundidades de la garganta de la mujer, con una belleza grande, infinita, que le llegaba al leopardo de las nieves directamente al corazón: estaba cantando”.

La tristeza extraordinaria del Leopardo de las Nieves, novela editada por Almadía con apoyo del Ministerio de Cultura de Brasil y la magnífica traducción de la mexicana Paula Abramo, es obra del escritor Joca Reiners Terron, nacido en 1968, en Cuibá, estado de Mato Grosso en Brasil.

Joca, a sus 50 años, es un autor sólido y con reconocimientos literarios importantes en su país, y dicen sus amigos que además es un gran cocinero (lo cual le da un plus). La obra a la que nos referimos es un libro estremecedor, igual que sus personajes: un mecanógrafo (escribiente) que trabaja para la policía y que sufre una enorme confusión en sus horarios de sueño y en su origen familiar, y un taxista solitario sociópata, amante de la música clásica y de sus tres perros rottweiler a los que considera sus hijos.

Además, en las acciones de la novela interviene una enfermera, que con fe religiosa, estoicismo y cierta ética profesional piadosa, natural y asesina, cuida a la “criatura”, un ser misterioso y atormentado, y un joven coreano repartidor de abarrotes enamorado de una chica de una clase social más alta.

En la periferia de las historias hay judíos ortodoxos y otros no tanto (perfectos para cualquier conspiración), inmigrantes bolivianos, la mamá del mecanógrafo que día a día va desapareciendo de un viejo retrato; hay personajes adictos al crack que constantemente son perseguidos por la policía (zombies de este mundo real), una veterinaria que aspira a ser estrella de televisión y un narrador que por momentos parece el mecanógrafo y por otros no. Todo esto acompañado de la bellísima historia de un leopardo de las nieves enamorado del canto de una madre en duelo, y que converge en un final magistral, asombroso y extraordinariamente triste.

No soy capaz de hacer una reseña literaria de mayor calidad o que aborde conceptos más profundos en esta obra. Le platico como lector y pienso que por ahí va lo que es una buena lectura: no despegarse del libro, amar u odiar a los personajes, tener esperanza en tal o cual desenlace, buscar por fuera información para entender palabras, personas o situaciones, y sobre todo sentir en medio del pecho un profundo sentimiento de felicidad, rabia, miedo o tristeza: eso provoca una buena obra literaria. Llegué al final del libro deseando que no acabara, suspirando conmovido y sintiendo melancolía por una obra que ya estaba extrañando.

Drama – mine (para aliviar el mareo y la náusea)

Feria Internacional del Libro Coahuila 2018, del 8 al 16 de septiembre, no se la pierda.
14 Abril 2018 03:36:00
#ConsumeLocal
“El concepto #ConsumeLocal podría caracterizarse como una bandera de empoderamiento que da valor a lo que se produce localmente, o lo que es nativo de tu lugar de origen. Geográficamente hablando, esto puede significar tu barrio, colonia, ciudad, estado, o país. Estamos hablando desde la panadería del barrio, hasta los artículos que alguna empresa pudiera llegar a comercializar, salir a comer a restaurantes locales, fondas, entre otros negocios, resultado de la iniciativa emprendedora local”.

Esto nos dice Guillermo García, también conocido como Memo, o como “Pierde almas”, gestor cultural de Tijuana que, a lo largo de algunos años, ha hecho camino en la divulgación de iniciativas culturales, con mayor orientación en la música.

Memo, junto a un equipo de colaboradores, impulsa el proyecto de la revista digital Erizo.org, un ejemplo de plataforma de difusión cultural que se define así: “Erizo.org promueve el talento artístico de la región y acompaña más allá de las presentaciones musicales, todo lo que envuelven las redes de cultura: desde Tijuana, en todo el norte y Latinoamérica, somos una plataforma y un mecanismo para encontrar y compartir el interés del quehacer cultural independiente”.

Después de trabajar bastante, el proyecto de Memo y su equipo ha crecido, logrando un espacio para radio en la estación de la Universidad Autónoma de Baja California, donde transmiten lunes y jueves, a partir de las 19:00 horas.

Iniciativas como esta nutren el movimiento cultural de las sociedades; el trabajo en favor de espacios de expresión para la cultura y el arte abunda.

En nuestro estado podemos mencionar diversos proyectos, en Saltillo, por ejemplo, están los que ha generado la Taberna El Cerdo de Babel, Estudio Lomelí, Museo de la Katrina, Editorial Atemporia, Casa Tiyahui, el Seminario Francisco José Amparán y, más recientemente, el Centro Rodari.

En la Laguna encontramos iniciativas como la del Café Tumbao, Librería El Astillero, Tropa Cachivaches, Aún Teatro, Rango; en la Región Centro hay que destacar el trabajo del Colectivo de lectura Bipo, de Rocío Rodríguez, en San Buenaventura, así como el grupo de jubilados Unidos por la Cultura.

subiendo en el recorrido por Coahuila, en Sabinas está la Fundación Lily y Edilberto Montemayor que realiza un intenso trabajo de divulgación artística; en el norte, El Círculo Cultural Piedras Negras–Eagle Pass, el Grupo de Lectura Gabriel García Márquez y el Taller de Historia, que aportan actividades en beneficio de la comunidad. Ciudad Acuña cuenta con la iniciativa independiente del Museo de Arte Contemporáneo, del pintor Gustavo Ramos.

Por razones de espacio es imposible mencionar todas las iniciativas culturales independientes, por lo me disculpo con los que no pudimos incluir. La intención de esta columna es divulgar un aspecto del quehacer cultural en Coahuila.
Me parece que se siente el trabajo de un gran movimiento independiente, sano y activo que trabaja día a día, donde participan ciudadanos creativos y comprometidos con el devenir artístico en nuestra comunidad. Parafraseando el lema de la revista Erizo.org: ¡Larga vida a las iniciativas culturales independientes!

Drama–mine (para aliviar el mareo y la náusea)
Recordando a Sergio Pitol, y en este caso a las traducciones que hizo, le recomiendo Diario de un Loco, de Lu Hsun, editado por la Universidad Veracruzana y el entonces Conaculta. Su lectura conmueve… y perturba.
14 Abril 2018 03:23:00
Siete vidas
Sus pasos sigilosos apenas se escuchan. Saltan, duermen, nos observan con ojos impenetrables y entonces, a un capricho de su voluntad, se acercan para exigir una caricia que pagan ronroneando.

Los gatos desde siempre han estado presentes en la literatura: son personajes de fábulas, cuentos, novelas y se les han dedicado muchos poemas. Además, un gran número de escritores mundialmente conocidos han amado su compañía. Por ejemplo Carlos Monsiváis que, al final de su vida, por cuestiones de salud tuvo que limitar su convivencia con sus amados gatos; de alguna manera su enorme talento era proporcional al amor que sentía por los felinos. Vanessa Job relata en un estupendo reportaje para la revista emeequis que “Carlos Monsiváis era un imán al que todos se acercaban deslumbrados por su talento e ingenio, pero en su hogar era distinto: se convertía en esclavo de los 12 gatos que allí reinaban. Era miembro de la manada, el gato sabio quizá, pero no el amo”.

Así como Monsiváis, otros grandes autores han sentido amor y fascinación por estos pequeños animales: Ernest Hemingway, Ray Bradbury, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, por citar a algunos, han disfrutado de su compañía y exaltado sus virtudes en textos maravillosos. De esta manera, la relación del gato con el humano se hace presente en casi todos los aspectos culturales desde el principio de la aparente “domesticación” de estos seres independientes, inteligentes y altivos. Desafortunadamente, aun con tantas cualidades, los gatos también sufren el abuso, crueldad y maltrato humano.

Carlos y Salvador encabezan una organización llamada “Santuario: Paraíso Gatuno”. Incansables, se les puede ver por toda la ciudad llevando y trayendo a gatos y gatitas en campañas de esterilización, adopción y colecta de fondos para los más de 50 gatos que, con responsabilidad y dedicación, albergan y alimentan en su refugio enclavado en el corazón de la colonia Vista Hermosa, en Saltillo. Carlos y Salvador, como muchos otros hombres y mujeres, se han convertido en héroes que luchan sin descanso para lograr condiciones de vida digna para estos maravillosos seres vivos.

Como ellos, hay quienes dedican su tiempo a la protección y conservación de la fauna silvestre y su hábitat. Un buen ejemplo es “Profauna”, organización que ha logrado contribuir a la repoblación del guajolote salvaje en la sierra de Zapalinamé, obteniendo resultados muy positivos. En nuestro estado, la Ley de Protección y Trato Digno a los Animales ha propiciado las condiciones para que se desarrolle una cultura ciudadana de compromiso con el respeto a los seres vivos. Denunciemos el maltrato y hagamos sinergia con estas mujeres y hombres que trabajan para cuidar de ellos a través de su esfuerzo personal y de organización. El trato a los animales dice todo de la sociedad en que vivimos.

Drama–mine (para aliviar el mareo y la náusea)
Comer es cultura. Si en estos días tiene vuelta para Arteaga, y no es vegetariano, no se pierda de conocer “Carnitas San José”. No es precisamente comida de cuaresma o penitencia, pero en cada taco: por precio, calidad y servicio, seguramente, igual que un servidor, encontrará la gloria.
31 Marzo 2018 04:00:00
Siete vidas
(Dedicada a todos los que día a día trabajan para proteger y dar dignidad a la vida de los animales)

Sus pasos sigilosos apenas se escuchan. Saltan, duermen, nos observan con ojos impenetrables y entonces, a un capricho de su voluntad, se acercan para exigir una caricia que pagan
ronroneando.

Los gatos desde siempre han estado presentes en la literatura: son personajes de fábulas, cuentos, novelas y se les han dedicado muchos poemas. Además, un gran número de escritores mundialmente conocidos han amado su compañía. Por ejemplo Carlos Monsiváis que, al final de su vida, por cuestiones de salud tuvo que limitar su convivencia con sus amados gatos; de alguna manera su enorme talento era proporcional al amor que sentía por los felinos. Vanessa Job relata en un estupendo reportaje para la revista emeequis que “Carlos Monsiváis era un imán al que todos se acercaban deslumbrados por su talento e ingenio, pero en su hogar era distinto: se convertía en esclavo de los 12 gatos que allí reinaban. Era miembro de la manada, el gato sabio quizá, pero no el amo”.

Así como Monsiváis, otros grandes autores han sentido amor y fascinación por estos pequeños animales: Ernest Hemingway, Ray Bradbury, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, por citar a algunos; han disfrutado de su compañía y exaltado sus virtudes en textos maravillosos. De esta manera, la relación del gato con el humano se hace presente en casi todos los aspectos culturales desde el principio de la aparente “domesticación” de estos seres independientes, inteligentes y altivos. Desafortunadamente, aun con tantas cualidades, los gatos también sufren el abuso, crueldad y maltrato
humano.

Carlos y Salvador encabezan una organización llamada Santuario: Paraíso Gatuno. Incansables, se les puede ver por toda la ciudad llevando y trayendo a gatos y gatitas en campañas de esterilización, adopción y colecta de fondos para los más de 50 gatos que, con responsabilidad y dedicación, albergan y alimentan en su refugio enclavado en el corazón de la colonia Vista Hermosa, en Saltillo. Carlos y Salvador, como muchos otros hombres y mujeres, se han convertido en héroes que luchan sin descanso para lograr condiciones de vida digna para estos maravillosos seres vivos.

Como ellos, hay quienes dedican su tiempo a la protección y conservación de la fauna silvestre y su hábitat. Un buen ejemplo es Profauna, organización que ha logrado contribuir a la repoblación del guajolote salvaje en la sierra de Zapalinamé, obteniendo resultados muy positivos. En nuestro estado, la Ley de Protección y Trato Digno a los Animales ha propiciado las condiciones para que se desarrolle una cultura ciudadana de compromiso con el respeto a los seres vivos. Denunciemos el maltrato y hagamos sinergia con estas mujeres y hombres que trabajan para cuidar de ellos a través de su esfuerzo personal y de organización. El trato a los animales dice todo de la sociedad en que vivimos.

Drama–mine (para aliviar el mareo y la
náusea)

Comer es cultura. Si en estos días tiene vuelta para Arteaga, y no es vegetariano, no se pierda de conocer Carnitas San José. No es precisamente comida de cuaresma o penitencia, pero en cada taco: por precio, calidad y servicio, seguramente, igual que un servidor, encontrará la gloria.



Salvador Álvarez
27 Enero 2018 04:00:00
Otros espacios para la cultura
Todo lo que una persona puede imaginar, otros podrán hacerlo realidad
Julio Verne

En la entrega anterior hablamos de la lectura de La Divina Comedia de Dante Alighieri y de las oportunidades que ofrece el espacio virtual y sus aplicaciones para socializar el disfrute de una obra, en este caso, literaria; sin embargo, esto sólo es un diminuto aspecto de las oportunidades de expresión que ofrece el mundo de la información digital, ciberespacio, altermundo, dimensión desconocida, o llámelo como prefiera. El caso es que hay propuestas creativas y de gran valor estético en diversas disciplinas artísticas que viven, “florecen” (si le podemos llamar así), progresan, se reproducen y mueren sin necesidad de imprimirse en papel ni colgarse de los muros de una galería o de ejecutarse al tacto de manos virtuosas en instrumentos físicos en un concierto.

Debo decir que parte de esta reflexión se la debo a mi amigo Jorge Rangel (es músico y artista digital. Escribe en Twitter y sube cosas a Instagram como @jarxg. Su sitio web es http://jarxg.github.io.), en una charla me abrió los ojos a una realidad completamente desconocida: en primer lugar, relativa a las múltiples expresiones artísticas del mundo digital, en segundo, a los espacios de expresión que existen exclusivamente en dicho plano.

Sobre la ventaja de crear en el espacio digital, Jorge nos dice: “de las ventajas de crear arte para el espacio digital es la independencia y la democratización tanto de lo espacios como de las herramientas. De alguna u otra manera, Internet es un espacio del que buena parte de la población puede participar, ya sea a través de un celular, conexión de internet en casa, cibercafés, escuelas, etc. Internet siempre está ahí, presente, como un espacio neutral y abierto que casi cualquier persona con inquietudes artísticas puede usar como plataforma”.

La proliferación de herramientas gratuitas y/o libres, así como el fácil acceso a ellas, ha hecho mucho por facilitar el ejercicio artístico. Jace Clayton, también conocido como DJ Rupture, lo dice mejor en su libro Uproot: Travels in 21st-Century Music and Digital Culture (lo hace en referencia a la música, pero aplica para cualquier ejercicio artístico dentro del espacio digital): “Quema esa guitarra. Destruye el Steinway con un hacha. Ahora la computadora es​ el instrumento más común. El resultado es que los requisitos de siempre para hacer música ya no aplican. ¿Un instrumento físico y un espacio para practicarlo sin molestar a tu familia y tus vecinos? Ya no es necesario. ¿Destreza, técnica, memoria muscular? Fuera. El único requerimiento es tener acceso a una computadora, aunque en un momento dado, un PlayStation o un teléfono inteligente bastarán.”

De esta manera, las formas de hacer arte con las herramientas que proporciona Internet son ilimitadas. Un ejemplo más: existe lo que se llama “Glitch art”, que son expresiones estéticas a partir de errores en códigos de programación, y su principal espacio de exposición son las redes sociales, como Instagram, en donde artistas que cuentan con miles de seguidores dan a conocer su obra y, casi de manera inmediata, obtienen que dichos seguidores se expresen con “Likes”, o comentarios a favor o en contra. La obra se creó, se expuso, provocó una reacción y jamás estuvo colgada en un museo. Para mayor información recomiendo los artículos de Alejandro Martínez Gallardo (@alepholo) en la página web pijamasurf.com

Drama–mine (para aliviar el mareo y la náusea)
El pasado 22 de enero cumpliría 90 años el gran narrador Jorge Ibargüengoitia, un día después falleció Nicanor Parra anti poeta chileno, lea todo lo que pueda de ambos, no se va a arrepentir.
13 Enero 2018 02:34:00
Invitación al infierno #Dante2018
Leído así parece el inicio de uno de los tantos chistes de nacionalidades, sin embargo, eso es lo que está sucediendo en este momento; bueno, no, ya van algo avanzados en su camino y se encuentran en uno de los cantos de una obra universal: La Divina Comedia, de Dante Alighieri. El italiano al que nos referimos es el autor de esta obra portentosa, nacido en Florencia en el siglo 13; el argentino es Pablo Maurette (@maurette79 en Twitter), nacido en Buenos Aires en 1979, ensayista, guionista y profesor de literatura, radicado en Chicago.

El mexicano y el venezolano pueden ser cualquiera de los más de mil 300 usuarios de Twitter que han contestado afirmativamente a la pregunta “¿Estás participando activamente de #Dante2018?”, encuesta que el autor de esta iniciativa ha fijado en su cuenta. Pero, ¿en qué consiste #Dante2018? La propuesta es que desde el 1 de enero, quienes lo deseen, pueden sumarse a la lectura de La Divina Comedia, un canto por día.

Maurette, vía correo electrónico, nos dice sobre la obra de Dante:

“La Divina Comedia acaso sea el mayor logro de la literatura universal. Una obra inagotable, infinita, que conjuga teología y filosofía, literatura y tradición clásica, mundo medieval, política, vida cotidiana; y que se puede leer en clave literal, o literaria, alegórica, teológico-política. Una obra además de una perfección prosódica y lírica inigualables. Y que, a la base de todo, cuenta la historia de un hombre que ha caído en una profunda crisis existencial y personal y el viaje que hace para conocer su destino y conocerse a sí mismo. Por último, sus temas están siempre vigentes, son inmortales, trascienden toda época y toda cultura: el amor, las pasiones, el pecado, la culpa, el sacrificio, la superación individual, la fe, el miedo a la muerte”.

Por otra parte, ante la pregunta sobre qué opina de la respuesta de los lectores ante el llamado “reto” #Dante2018, nos contestó:

“No me gusta llamarlo 'reto'. He visto que en muchos lugares lo han entendido así, como si fuera una dieta o una rutina de ejercicios para correr una maratón. Esto es una lectura colectiva. Muchos no llegarán al final, pero no tienen por qué sentirse menos por no haber cumplido. Cada uno lee como puede y lo que puede. Me sorprende la aceptación que ha tenido, claro. Jamás lo imaginé. Creo que hay más hambre de leer clásicos de lo que uno pensaría y espero que esto sea el comienzo de una serie de lecturas masivas”. 

El fenómeno de comunicación en tiempo real de internet, a través de las redes sociales, no es nuevo para nosotros, pero nos sigue asombrando: recordamos la llamada “Primavera Árabe”, que provocó un cambio estructural en países como Libia y Egipto, vimos los combates en las polvorientas ciudades dominadas con mano dura por Khadafi y después su linchamiento, fuimos testigos de las manifestaciones en El Cairo y los testimonios de esperanza que cientos de personas lograron filtrar a pesar del intento del gobierno por bloquear el acceso a internet.

Hoy hablamos de algo distinto: el contagio de leer una obra fundamental, la identificación de lectores que desde su espacio viven y comentan su visión de este texto. El entusiasmo ha sido desbordado: en las redes alguien interpreta un canto, otro recomienda una página de ilustraciones de los círculos del infierno, otro más celebra participar junto a sus hijas adolescentes, y así todos se acompañan del gozo lector. ¡Qué no se acabe nunca!

Drama–mine (para aliviar el mareo y la náusea)

Si Dante viviera, ¿habría un círculo del infierno para los ciberpecadores?, ¿cómo sería?
23 Diciembre 2017 01:46:00
Mucha mira…
“Mucha mira” tiene como objetivo exponer temas culturales para divulgar iniciativas, actividades y situaciones que actualmente se debaten relacionados al mundo cultural desde las instituciones y la ciudadanía. Agradezco la lectura de este espacio y de antemano pido a los lectores que disculpen la pobreza de opiniones.

Tasa cero

La relación que tiene cada persona con los libros, es completamente diferente. En mi caso fue bastante afortunada: desde muy niño, la idea de entrar a una librería, observar los numerosos títulos y salir de ahí con uno o más ejemplares, fue una experiencia realmente placentera.

Desafortunadamente, de las librerías que conocí en la infancia prácticamente ninguna sobrevive. Recuerdo la librería De Cristal en Torreón y en Saltillo está presente el caso de la librería Zaragoza, que se ubicaba en el centro de la ciudad. La desaparición de estos negocios responde a más de un factor, pero un hecho evidente es la reducción a nivel local y nacional de la cantidad de espacios que se dedican a eso.

En Coahuila, de sus 38 municipios, en menos de seis existen librerías como tal, es decir: un espacio físico, con razón social y registro fiscal relacionado formalmente con la venta de libros; si bien, podemos encontrar esfuerzos muy destacados, como la sección de libros del paradero Roncesvalles ubicado en la carretera 57, o el proyecto de librería “El Ciervo Rojo” en el municipio de Guerrero, la realidad es que deberían existir más librerías para que una mayor cantidad de ciudadanos pueda comprar libros sin desplazarse de una región a otra de la entidad.

Actualmente, la Asociación de Librerías de México (ALMAC), encabezada por Rodrigo Pérez–Porrúa, busca impulsar un cambio de régimen fiscal para obtener los beneficios de la “tasa cero”. Esto qué significa: en México, los alimentos, medicinas y la educación gozan de un régimen fiscal de “tasa cero” aplicable a productores y distribuidores, lo que les permite amortiguar, con el IVA que pagan por servicios e insumos, algunos gastos de operación relacionados con la distribución de sus productos (renta, transporte, entre otros).

Es ahí donde hay que observar que muchos esfuerzos realmente valiosos de ciudadanos que creen en el negocio de las librerías desaparecen por no poder balancear de manera positiva el gasto que implica operar su negocio con la ganancia de las ventas.

Por la importancia de esos factores, un eslabón tan importante en la cadena del libro como son las librerías sufren la falta de congruencia en el criterio que expone que un productor de alimento o de medicina y sus distribuidores gozan el beneficio de la multicitada “tasa cero”, no así con los productores de libros (que sí tienen el beneficio) y sus distribuidores (que no lo tienen, lo están luchando y en el inter debilitándose).

Otro aspecto a tomar en cuenta sería el siguiente: las 32 entidades federativas compiten para atraer inversiones, si el acceso a la cultura y, por consiguiente, el desarrollo cultural individual y colectivo son tomados en cuenta como factores de competitividad que influyen en la decisión de las empresas para decidir dónde instalarse, sería importante que legislaturas y sistemas tributarios estatales consideren de manera urgente otorgar beneficios a las librerías, que por mínimos que sean fortalecen el acceso al libro y la lectura para un número mayor de habitantes. Que sea pronto.

Drama – mine (para aliviar el mareo y la náusea)

Libro recomendado: El libro mayor de los negrosde Lawrence Hill, el primer tercio del libro es realmente conmovedor, nos permite una reflexión sobre un tema siniestro en la historia de la humanidad y que vuelve a cobrar actualidad: La esclavitud.


" Comentar Imprimir
columnistas