×
hace 1 mes
[Coahuila]

Viven pasión y muerte de Jesús

Sufren el camino de Jesús al calvario

Imprimir
Viven pasión y muerte de Jesús
Los feligreses asistieron para contemplar la interpretación de la vía dolorosa.
Castaños, Coah.- En la vía dolorosa, Jesús iba caminando, sufriendo por la humanidad, mientras los soldados le abrían paso, más la gente se burlaba de aquel hombre que llevaba esa cruz.

Jesús Antonio Mireles Muñiz, interpretó a Jesús, el párroco Marco Antonio Medina guió a los participantes a dar vida a cada uno de sus personajes y dar un ejemplo así de aquel sufrimiento que padeció el Salvador.

En la calle Hidalgo del Centro partió el viacrucis, fue juzgado ante Poncio Pilato y fue cuando se lavó las manos al reconocer que era un hombre inocente, pero la presión de la multitud lo obligaron para crucificarlo.

Recorrieron por el bulevar Juárez y dieron vuelta en la Zaragoza donde se llevó a cabo la primera caída, después retomó la calle Hidalgo para seguir recorriendo cada estación y terminar en el panteón.

El párroco señaló que cada paso en el viacrucis es momento reflexivo del sufrimiento de Jesús, camino a la cruz y cada estación representa el sufrimiento y el dolor para dar su vida por la gente.

Con fe, devoción y esfuerzo los participantes lograron interpretar su papel para concluir el viacrucis en el panteón Del Carmen, donde fue la crucifixión .

ACEPTÓ DAR VIDA A JESÚS EN GRATITUD POR SU SALUD

Jesús Antonio Mireles Muñiz, agradece por su salud, porque no es enfermizo y para demostrarlo aceptó el papel de Jesús en el viacrucis y durante un año se preparó psicológicamente y físicamente.

“El padre Marco Antonio Medina me hizo la invitación hace un año, me preparé, me salí a caminar en las tardes, a realizar ejercicio y me hice a la idea del cansancio que representa cargar la cruz, caminar y de soportar los latigazos que dan los soldados, mencionó.

Mencionó que pertenece al grupo de Caballeros de Colón desde hace tres años, lo que ha generado una buena relación con el párroco, quien le hizo el llamado para que participara.

Él y su esposa decidieron aceptar la invitación y ambos participaron y de esta manera agradecieron a Dios por su salud y porque están unidos como familia

Padecen el dolor de Jesucristo

Recordar el sufrimiento de Jesús cuando fue condenado a muerte, aumenta la fe en la feligresía católica que asistieron al viacrucis, y sin importar que aumentaba la temperatura “lo acompañaron” así como Él está con cada creyente cada día de su vida.

Salieron del Santuario de Guadalupe a las 9:00 de la mañana, en calle Progreso del Centro, para encaminarse a la capilla Cristo Rey de la colonia Borja.

María Urbina Escandón Durán, vecina de la colonia Borja, manifestó que su fe siempre la mantiene viva, por eso cada año sin importar el clima, participa recorriendo la Pasión y Muerte de Jesús.

“Aquí estamos como cada año en el viacrucis y cuando vengo no me duele nada para caminar todo el trayecto desde el Centro hasta la Borja, mi fe me ayuda para acompañarlo”, dijo.

VIVEN LA PASIÓN

Los municipios conmemoraron el viacrucis en sus parroquias, concentrando gran cantidad de feligreses.

En San Buenaventura, esta representación inició a las 10 am. luego de la ceremonia inicial donde participaron los párrocos de este municipio, Cristian Figueroa y Antonio Carranza.

Nadadores contó con la feligresía de la parroquia de Nuestra Señora de las Victorias para realizar la representación.

Cuatro Ciénegas, como ya es una tradición, misioneros de Nuevo León acompañaron el recorrido del Viacrusis que culmina en las faldas del cerro del monumento a Venustiano Carranza.

Y en Candela permeó un gran espíritu religioso en esta actividad.


Imprimir
te puede interesar
similares