×
hace 4 meses
[Internacional]

Millonarios sobornos con manchas de sangre

Colombia fue escenario de la muerte de dos testigos clave; el primero por envenenamiento y el segundo, de un infarto fulminante

Imprimir
Millonarios sobornos con manchas de sangre
Ciudad de México.- Las investigaciones sobre los millonarios sobornos pagados por la constructora Odebrecht no muestran avances significativos, pero ya muestran varios rastros de muerte, incluso antes del suicidio de Alan García: en Colombia, dos testigos que debían rendir sus testimonios a la Justicia fallecieron en misteriosas circunstancias. Aunque en ambos casos se aclararon las causas, la sospecha aún está en el terreno del misterio.

Se trata de Rafael Merchán, exsecretario de Transparencia durante el gobierno de Juan Manuel Santos, y de Jorge Enrique Pizano, cuya declaración era clave para conocer el proceso de sobornos de la constructora brasileña en el país.

En la Nochebuena de 2018, la partida de Merchán alertó a sus familiares y allegados. De acuerdo con un relato del diario El Tiempo, los amigos del exfuncionario revelaron que éste no contestaba su teléfono, así que lo fueron a buscar al día siguiente, en plena Navidad, a su departamento en Bogotá. Lo encontraron sin vida en su cuarto, donde aún sonaba la música.

Merchán, abogado y politólogo de 43 años, había sido citado como testigo en el proceso penal contra el expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura colombiana, Luis Fernando Andrade, por la casusa de los sobornos de Odebrecht. El fallecido era un testigo de la defensa de Andrade.

A mediados de enero pasado, las investigaciones concluyeron que el testigo se suicidó por ingesta de cianuro. El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, detalló que, según la investigación de las autoridades, Merchán buscó datos desde su celular sobre el tema del suicidio sin dolor con cianuro.

Según se detalla en las pesquisas, el pasado 21 de diciembre de 2018 realizó cuatro llamadas a dos empresas de químicos y después se dirigió a una de ellas, ubicada en el centro de Bogotá, donde compró un kilo de la sustancia.

Los hechos por los que iba a responder corresponden al contrato de concesión de la carretera Ruta del Sol II, cuyo socio mayoritario era la empresa Odebrecht, realizado cuando Andrade se desempeñaba como presidente de la dependencia encargada de las concesiones.

De acuerdo con la Fiscalía, los sobornos que pagó Odebrecht en Colombia, para hacerse con el contrato de Ruta del Sol II fueron de 28.35 millones de dólares.

A mediados de noviembre, Jorge Pizano, exauditor financiero de la empresa, quien que se alió con Odebrecht para construir la Ruta del Sol II, falleció de un infarto fulminante mientras se afeitaba en su residencia del norte de Bogotá.

El ingeniero Pizano padecía cáncer linfático y meses antes de su muerte había revelado que el propio fiscal general de Colombia estaba al tanto desde 2015 de la megacorrupción de Odebrecht.

Entre 2013 y 2015, Pizano detectó pagos de presuntos sobornos de Odebrecht a sus socios colombianos y por ello había pedido protección.

“Los hechos y las verdades salen a flote y vemos cómo existe un complot en contra de mi integridad”, dijo el ingeniero en un video grabado en agosto para el canal Noticias Uno, de su país.


Con información de La Razón


Imprimir
te puede interesar
similares