×
hace cerca de 2 meses
[Arte]

Graciela Iturbide pone su corazón en la fotografía

La fotógrafa tiene 50 años de trayectoria artística

Imprimir
Graciela Iturbide pone su corazón en la fotografía
Foto: Zócalo | Agencia Reforma
Escuchar Nota


Monterrey.- Para sus fotografías, Graciela Iturbide usa la vista y el corazón, convirtiendo sus imágenes en poesía.

En su charla del martes en el Museo de Historia Mexicana durante la apertura de su exposición Cuando Habla la Luz, la artista conversó con el curador Juan Rafael Coronel Rivera, quien le leyó preguntas formuladas previamente por otros fotógrafos.

Una de ellas era de Gabriela Arenas, quien cuestionó: ¿en qué momento la fotografía se vuelve poesía?

“Tiene que ver con el momento en que está el fotógrafo, con lo que ha leído”
, respondió Iturbide ante 400 personas, que llenaron el auditorio del MHM, también en el Mune, donde se transmitió la charla.

“No se vuelve: o se hace poesía o no se hace. Es como el escritor. ¿Cuándo eres poeta?, como decía (Manuel) Álvarez Bravo: cuando la musa-araña llega”. “¿Me transmite el estado de ánimo en la imagen?”, preguntó Coronel Rivera.

“Sí creo. En algunos de mis trabajos lo he notado, sobre todo en los autorretratos, porque hay veces que estás más melancólica, hay veces que estás más fascinado con la vida. Es el ojo y el corazón”.

La galardonada con el Premio Hasselblad, el Nobel de la fotografía, habló sobre Álvarez Bravo, su maestro a inicios de su carrera en 1969.

“Más que enseñarme fotografía, me enseñó a vivir de una manera maravillosa. Con él aprendí lo que es el arte popular, aprendí de música. Sobre todo aprendí a liberarme. Me ayudó a estar tranquila con mi nueva vida.

“Un día me dijo: ‘Graciela, es muy interesante divorciarse (...)’. Y yo crecí en una familia donde divorciarse era pecado mortal. Cuando me divorcié, me acordé de Álvarez y dije, ‘no es tan malo’”, concluyó la fotógrafa jaliscience.



Imprimir
te puede interesar
similares